442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
22/10/2019

River sufrió ante Boca, pero se metió en otra final

Los jugadores de River festejan el pase a la final de la Copa Libertadores en La Bombonera. // AFP

El Xeneize derrotó 1-0 al Millonario en La Bombonera tras un gol del venezolano Hurtado, pero no le alcanzó para forzar los penales. Video.

River sufrió en La Bombonera, perdió 1-0 ante Boca, pero se terminó clasificando a la final de la Copa Libertadores de América beneficiado por el resultado en la ida.

El delantero venezolano Jan hurtado, a los 35 minutos del segundo tiempo, anotó el gol del Xeneize, cuyo triunfo no le alcanzó porque en el encuentro de ida se impuso el Millonario por 2 a 0 en Núñez.

River jugará su séptima final, la segunda seguida, de la Copa Libertadores frente al ganador de la llave brasileña que este miércoles definirán en Río de Janeiro Flamengo y Gremio de Porto Alegre, cuyo partido de ida terminó 1-1.

Esta será la primera vez que la final del certamen se jugará a un solo partido, el sábado 23 de noviembre en Santiago de Chile.

Primer tiempo cerrado. Boca salió a presionar bien arriba en los primeros minutos, buscando ahogar a River para lograr ese primer gol que le abra la esperanza de la remontada.

Las incursiones ofensivas boquenses, desordenadas por momentos, derivaron en infracciones de los jugadores «millonarios», dejando la pelota quieta a pedido de la pegada de Alexis Mac Allister.

A los 8 minutos, el ex volante de Argentinos Juniors lanzó un tiro libre desde la derecha, la pelota pasó a todos y le quedó a Wanchope Ábila en el segundo palo, pero, sin ángulo de remate, su zurdazo pegó en la parte de afuera de la red.

Cuatro minutos más tarde, en otra jugada similar, pudo cabecear Eduardo Salvio -de flojo partido-, perdido por la marca riverplatense, aunque lo hizo de manera defectuosa, desviado.

Jugados 15 minutos, River pudo empezar a salir del asedio, empezó a hacerse del balón en la mitad de la cancha y de a poco llevó el juego lejos del arco defendido por Franco Armani.

Sin embargo, poco después, a los 21, la Bombonera estalló por un gol de Salvio, pero el árbitro brasileño Wilton Sampaio no lo convalidó, ya que en la jugada previa la pelota pegó en el brazo de Emmanuel Mas, tras otro centro de Mac Allister.

Enseguida, a los 23 minutos, Esteban Andrada tuvo una de las pocas salidas en falso de la noche y necesitó ser auxiliado por Lisandro López, que revoleó la pelota apremiado por los delanteros de River.

Cumplida la primera media hora, y dentro de un trámite parejo, los futbolistas «millonarios» lograron hilvanar una buena acción colectiva, mal terminada por De la Cruz, que se apuró y remató mal cuando podía haber avanzado hacia el arco rival en soledad.

Cerca del cierre de la primera parte, Boca recuperó el ímpetu mostrado en el inicio y generó peligro: a los 42, Mac Allister buscó sorprender al primer palo con un tiro libre y Armani se recostó sobre su izquierda para enviar la pelota al córner, mientras que segundos después, tras ese tiro de esquina, el arquero de River tuvo que salvar lo que era gol en contra de Milton Casco.

Poco después, antes del descanso, Boca elaboró una buena acción colectiva, Carlos Tevez abrió para Julio Buffarini, este lanzó un preciso centro y Salvio, entrando de frente al arco, no pudo cabecear bien y la tiró afuera.

Gol y esperanza hasta el final para Boca, festejo para River. Apenas iniciado el complemento, a los 27 segundos, Buffarini sorprendió con un pase profundo para Ábila y el 9 quedó en buena posición, pero no terminó de dominar bien la pelota y Javier Pinola lo cerró a tiempo.

Con el reloj corriendo en su contra, Boca perdió fuerzas, por lo que Gustavo Alfaro mandó a la cancha a Mauro Zárate y Jan Hurtado por Agustín Almendra y Ábila, que había llegado con lo justo desde lo físico y pese a eso peleó todo el partido con los centrales rivales.

Y fue uno de los relevos, Zárate, el que estuvo cerca, con un derechazo bajo, tras un pase de «Licha» López, que fue controlado en un tiempo por el seguro Armani.

Cada vez más apremiado por el paso de los minutos, Boca adelantó líneas, incluso con Andrada jugando unos metros fuera de su área, y empezaron a aparecer espacios para River.

A los 25 minutos, el elenco «xeneize» quedó mal parado, De la Cruz buscó a Pratto, el «Oso» encaró contra Izquierdoz y en el apuro por concretar la jugada, eligió mal, errando el pase a Suárez, que entraba por el medio.

Pasado ese sofocón, Boca continuó empujando y provocando infracciones cerca del área de Armani. Y finalmente uno de esos tiros libres fue la llave del gol.

Mac Allister ejecutó desde la derecha, López cabeceó hacia el arco y el venezolano Hurtado la empujó en la línea, abriendo el marcador y haciendo estallar la Bombonera.

Con el 1 a 0 a su favor, la hazaña boquense parecía a tiro y las armas siguieron siendo las mismas, pelota parada, empuje y pelotazos largos para los delanteros.

En los últimos minutos, con el público encendido y algunos futbolistas como Izquierdoz arengando a las tribunas, dos tiros libres en forma de centro de Zárate, uno cabeceado por Mas y otro por López, estuvieron cerca del ansiado segundo gol.

Sin embargo, River pudo aguantar esos embates del final y terminó festejando nuevamente ante el eterno rival, a quien una vez más eliminó de la Copa y ahora jugará otra final, ante un rival brasileño que saldrá de Flamengo y Gremio.

Fuente: NA

Archivado en: , , , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión