442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
25/11/2019

La ironía de Macri sobre la derrota de River

Mauricio Macri siguió de cerca la final Flamengo-River / Captura

El presidente se acordó de Ramón Díaz, su amigo y ex técnico del Millonario. Una pícara respuesta dejó en claro que estuvo pendiente de la final de la Libertadores.

El presidente Mauricio Macri realizó este lunes una particular vinculación a la derrota de River en la final de la Copa Libertadores, ya que si bien reconoció que fue «un fin de semana muy especial», se acordó del riojano Ramón Díaz.

Así lo graficó rápidamente al ingresar al Salón de los Científicos de la Casa de Gobierno, donde encabezaba esta mañana una reunión de gabinete.

Macri se expresó de este modo tras haber participado de la inauguración de la nueva estación elevada Sáenz del ferrocarril Belgrano Sur, en el barrio porteño de Nueva Pompeya, preparada para recibir a 4000 pasajeros por día.

Lee también: Migliore y Otamendi se cruzaron por la final

«Son doce años de este proceso de transformación de la Ciudad», enfatizó el Jefe de Estado, y allí aludió a Ramón Diaz a quien definió como su «amigo» y que en sus viajes al exterior puede replicar todas las obras hechas en el país.

«Como decía mi amigo Ramón Díaz hace unos meses, que él está viajando yendo y viniendo, que trabaja mucho en exterior que la transformación que ha tenido la ciudad de Buenos Aires en estos 12 años es increíble se ha transformado en una de las grandes ciudades en término de sustentabilidad y transporte», dijo en la ocasión el Presidente.

Lee también: Vignolo acusó a Pagani de burlarse de River

Ramón Díaz retornó a la Argentina luego de un ciclo profesional en Arabia Saudita y Egipto, y habló de Macri la semana pasada en una entrevista: «Tengo una buena relación con él, pero a mí no me gusta hablar de política porque no entiendo mucho. Yo hablo del país. Me gusta pujante, que crezca y que la gente tenga posibilidades», expresó el DT riojano.

Al ingresar a la reunión de gabinete y ante la pregunta de por qué se acordó de su «amigo» Díaz, con una sonrisa, el mandatario respondió: «Fue un fin de semana muy especial«.

Igualmente jamás aludió de forma directa a la derrota de River ante el Flamengo en la final de la Copa Libertadores, que le impidió consagrarse bicampeón, algo que Boca logró a principios de la década de 2000.

Fuente: NA

AM

Archivado en: , , , ,
Clubes:
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión