martes 23 de julio del 2024

Vélez perdió por goleada en Liniers

Godoy Cruz festejó a lo grande como visitante tras derrotar al Fortín en su propia casa. El 4-1 final no deja demasiado para el análisis. El equipo de Flores sufrió su primera derrota de local.

442

Godoy Cruz fue práctico y aprovechó las fallas de Vélez Sarsfield para vencerlo 4-1 en Liniers y llevarse tres valiosos puntos a Mendoza.

El ecuatoriano Jaime Ayoví, en dos oportunidades, Guillermo Cosaro y Rubén Ramírez marcaron los goles del conjunto mendocino, que sumó su tercer partido sin caídas y le propinó a Vélez su primer caída como local.

El equipo conducido por Daniel Oldrá fue efectivo en la primera mitad de la que se fue en ventaja por 2-1 con un gran trabajo de Ayoví, autor de los dos goles.

Get Adobe Flash player

Sobre los 15, Fernando Zuqui le robó una pelota a Emiliano Papa en la línea de fondo y sacó un centro atrás para que el ecuatoriano empujase la pelota a la red sin mayores problemas.

Vélez intentó reaccionar, pero siguió mal parado en defensa y a los 28 Ayoví volvió a encontrarse cara a cara con el uruguayo Sebastián Sosa y lo fusiló para poner el partido 2-0.

Parecía que así se cerraban los 45 minutos iniciales, pero a los 40 Lucas Pratto avisó con un tiro libre que sacó con lo justo al córner Sebastián Moyano.

Y a los 44 el goleador achicó diferencias con un zurdazo cruzado después de que Milton Caraglio robara una pelota en el medio y lo dejara cara a cara con el arquero visitante.

En el segundo período, volvió a tomar el comando Godoy Cruz, que estuvo cerca de aumentar sobre los 5 con un cabezazo de Ayoví que Sosa sacó al corner.

Pero en la jugada siguiente el Tomba no falló. El centro desde la derecha fue impactado por Federico Lértora y a centímetros de la línea, Cosaro empujó el balón para poner el 3-1. El encuentro no varió. Vélez fue a buscar y Godoy Cruz siguió lastimando con sus réplicas. Así fue que, a los 24, escapó Diego Rodríguez y Facundo Cardozo lo derribó cuando estaba dentro del área. Tito definió con clase y le puso la frutilla al triunfo de Godoy Cruz, que fue práctico e inteligente y se fue del José Amalfitani con una sonrisa.

Fuente: DyN