Perfil

FúTBOL | 27-01-2020 19:42

La misión 'anti-River' que lleva adelante Cascini

En Boca temen que a mitad de año Gallardo se quede con un futbolista que hoy está colgado en el plantel de Russo. Riquelme y compañía ya empezaron a moverse.

El fin de semana, una noticia sacudió a los dirigentes de Boca: River está detrás del futbolista Nahuel Molina Lucero.

El contrato del lateral con el Xeneize vence en junio. Para extender el vínculo, su representante, Leo Rodríguez, exige una cifra que Jorge Ameal y compañía consideran muy elevada. Por eso lo colgaron, lo dejaron entrenándose solo. La medida persistió hasta que se enteraron que River pretende sumarlo como jugador libre a mitad de año.

Lee también: Contundente respuesta de Palermo sobre un futuro junto a Riquelme en Boca

El sitio Doble Amarilla asegura que en Boca tomaron nota del interés de Marcelo Gallardo y es por eso que cambiaron de estrategia. El departamento de fútbol intentará desgastar al lateral que durante el año pasado jugó para Rosario Central. Una artilugio muy habitual en la alta competencia.

Juan Román Riquelme encomendó a Raúl Cascini, miembro del consejo de fútbol, como encabezado en las negociaciones con el representante y la situación deportiva de Molina.

Lee también: "River tiene jugadores más inteligentes que Boca"

La primera medida de Cascini fue mandarlo a entrenar con la Reserva. Participará de las prácticas del equipo que conduce Sebastián Battaglia pero no será tenido en cuenta para los partidos oficiales.

De acuerdo a Doble Amarilla, que el fin semana adelantó que hubo un llamado desde Núñez a Molina, el objetivo de Boca es desgastarlo para que el futbolista o bien termine firmando una renovación con el Xeneize o bien tenga interés de partir ya mismo, aceptando alguna propuesta del fútbol europeo.

Si la situación no se altera, River tendrá el camino allanado para sumar a Molina sin tener que pagarle a Boca por la ficha del futbolista.

A fin de cuentas lo que la dirigencia de Boca pretende es que River no les robe un futbolista. A seis meses de haber llegado al gobierno, lo considerarían un motivo de desprestigio frente a los socios.

AM

Comentarios

También te puede interesar

Más en