Perfil

FúTBOL | 29-10-2020 20:43

A 42 años de Quilmes campeón: el día que la Ruta 9 se llenó de espuma cervecera

El 29 de octubre de 1978, una multitud viajó hasta Rosario para convertirse en testigos del día más feliz en la historia del club.

Ocurrió el 29 de octubre de 1978, hace 42 años. En Rosario, domingo, Quilmes vencía a Central 3 a 2 y se consagraba campeón Metropolitano del fútbol argentino, el mayor logro de la historia del decano del fútbol argentino. Con dos goles de Andreuchi y el decisivo del marplatense Jorge Gáspari se alcanzaba un título inolvidable, que dejó atrás nada menos que al Boca del técnico Juan Carlos Lorenzo, en tiempos en que los triunfos solo cotizaban dos puntos.

Una multitud fatigó la Ruta 9 para llegar a Rosario y apoyar al equipo, colmando las tribunas del Gigante de Arroyito y según algunos llevando más gente que el propio partido del Mundial jugado en ese mismo escenario entre Argentina y Perú. Había tantos hinchas de Quilmes que muchos no pudieron entrar al estadio y debieron resignarse a quedar afuera, apelando a los receptores con los relatos de la época que tenían en José María Muñoz el mayor seguimiento.

Quilmes se había formado para salvarse del descenso, en todo caso un síntoma de mucho tiempo del Cervecero, ayer y hoy, incluso en la fecha siete debió resignar los técnicos -los Oscar, Caballero y López- y llegó José Piojo Yudica, junto al profesor Rodolfo Torrecillas. Las cosas comenzaron a cambiar, llovieron las victorias y se llegó a la última fecha con ventaja sobre el Boca de Hugo Gatti y Juan Carlos Lorenzo. La victoria en Rosario fue el pasaporte a la gloria.

La multitud que se acercó a Rosario volvió a colmar la Ruta 9 y acompañó al micro con el plantel que llegó al viejo estadio de Guido y Sarmiento en la madrugada del lunes 30 (ese día Diego Armando Maradona cumplía 18 años). Nadie durmió en Quilmes, porque uno de sus hijos pródigos futbolísticos alcanzaba el máximo logro de su historia, y muchos otros festejaban porque como había pasado 9 años antes, por Chacarita Juniors, un elenco y club humilde alcanzaba el título de primera división.

Pasaron 42 años de aquella gesta en Rosario, que está firme en el corazón de los hinchas cerveceros, los que lo vivieron o los que recibieron la historia de sus padres y abuelos. Un plantel que se superó a sí mismo, y que tuvo en el técnico José Yudica el gran motivador. El Indio Gómez, uno de los referentes del equipo, siempre recordó que antes de salir a la cancha en Rosario el técnico les comentó: "Ustedes se metieron en este problema, ahora... son los encargados de resolverlo".

Pasaron los años y la actualidad encuentra al Cervecero en la Primera Nacional, el principal certamen de ascenso del fútbol argentino, con la espera puesta en saber cómo va a seguir por la interrupción que provocó la interminable pandemia del coronavirus. El objetivo siempre es volver a primera y cada vez que llega el 29 de octubre ese sentimiento se incrementa por doquier, por más que cuestiones económicas, financieras, pongan palos en la rueda. Siempre se puede soñar...

En ese sueño el recuerdo de ese equipo campeón, con estos futbolistas: arqueros, Bernabé Palacios y Hugo Tocalli; defensores: Horacio Milozzi, Guillermo Zárate, Alberto Fanesi, Tato Medina, Pedro Gaño, Heriberto Recavarren; volantes: Jorge Gáspari, Horacio Salinas, Omar Hugo Gómez, Horacio Bianchini. Delanteros: Miguel Filardo, Héctor Milano, Luis Antonio Andreuchi. También jugaron Merlo, Paruzzo, Echauri, Rando, Carrizo, Bourgeois, Raschia. Fueron 40 partidos, con 22 victorias, 10 empates y 8 derrotas, 53 goles a favor y 41 en contra.

(*) Ex jefe de Deportes del Diario El Sol de Quilmes y conductor de "Cultivos de Quilmes" 

at Eduardo Menescaldi (*)

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en