domingo 26 de septiembre de 2021
Perfil

PARTIDO | 23-11-2011 17:52

Messi y el Barsa brillaron en Milán

La Pulga hizo un gol y metió una asistencia de lujo en el gran triunfo por 3-2 sobre el Milan que permitió a los de Guardiola ganar su grupo de la Champions.

Con un gol de Messi de penal y una genial asistencia del rosarino en el tanto del triunfo marcado por Xavi Hernández, el Barcelona se aseguró la primera plaza del Grupo H de la Liga de Campeones al vencer este miércoles como visitante al Milan en San Siro por 3-2.

A falta de una jornada para que finalice la fase de grupos, el equipo catalán acumula 13 puntos y ya no puede ser alcanzado por el Milan, que lleva 8, aunque los dos equipos afrontaban este partido con la clasificación a octavos de final ya abrochada.

Así, el Barcelona pudo rendir homenaje al ayudante del técnico Pep Guardiola, Tito Vilanova, que fue operado el martes de un tumor en la glándula parótida. Y Messi alcanzó con seis tantos en la punta de la tabla de goleadores del torneo al alemán de origen español del Bayern Münich, Mario Gómez.

Los catalanes se adelantaron en el marcador en el minuto 13 con un gol en contra del holandés Mark Van Bommel, justo ante su ex equipo. El maliense Seydou Keita centreó desde la izquierda y el volante del Milan metió el balón en su arco cuando Xavi Hernández se disponía a empujarlo a la red.

Siete minutos después, a los 20, el sueco Zlatan Ibrahimovic se tomó una pequeña venganza ante el conjunto del que se marchó en 2010 por su mala relación con Guardiola. El delantero definió en el área tras un centro del holandés Clarence Seedorf para poner el partido 1-1.

A los 32, Messi marcó su gol número 51 en 51 partidos que disputó este año para el Barsa convirtiendo un penal que llegó tras ser derribado en el área Xavi Hernández, por lo que recibió una tarjeta amarilla Alessandro Nesta aunque la presunta falta pareció hacerla Alberto Aquilani.

En ese penal, Messi también se llevó una tarjeta por haber lanzado el penal haciendo una paradiña -es decir, deteniendo su carrera-, por lo que el árbitro anuló el tanto y le mostró la amarilla antes de que volviera a marcar en el segundo intento.

El Milan volvió a empatar poco después del descanso con un bello gol del ghanés Kevin Prince Boateng, quien se dio un autopase de taco dentro del área para deshacerse del francés Eric Abidal y marcar con un tiro contra el palo del arquero.

Diez minutos después, Xavi dio la ventaja definitiva al Barcelona tras un extraordinario pase de Messi entre cuatro rivales, y así el Barcelona se llevó una victoria no tan importante en los números como por haberla obtenido de un modo otra vez brillante visitando a otro grande de Europa, al cabo de un verdadero partidazo.

Comentarios

También te puede interesar

Más en