442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
11/02/2018

Talleres venció a Banfield y quedó como escolta de Boca

La T necesita ganar para no perderle pisada a Boca. / Fotobaires (archivo).

El conjunto cordobés lo ganó con un gol de penal de Lucas Olaza tras una discutida mano. El equipo de Frank Kudelka se acerca al Xeneize y se ilusiona. Video.

Talleres de Córdoba debió sufrir y trabajar más del a cuenta para vencer 1-0 a Banfield en el partido disputo en el estadio “Mario Alberto Kempes” por la décimoquinta fecha de la Superliga.

El único gol del encuentro lo marcó el lateral uruguayo Lucas Olaza, a los 24 minutos del primer tiempo, tras un discutido penal por una mano dentro del área que sancionó Darío Herrera.

Con este triunfo, el equipo de Frank Kudelka suma 30 puntos, cuatro menos que el líder Boca -que más tarde juega con Temperley- y uno más que San Lorenzo, que postergó su partido ante Independiente.

Los juveniles de Banfield no se amilanaron, pese a que en los papeles las exigencias las tenían los hombres de Talleres, dado que la “T” estaba urgida por seguir subiendo en la tabla de posiciones.

En una escapada de Carranza por la derecha el centro le cayó a Colela en el medio del área, pero el cabezazo se fue cerca del poste derecho de Herrera.

Con mucho desborde por las puntas y la eficacia eterna del Cholo Guiñazú, el conjunto cordobés fue inclinando la balanza en su favor y dominando el juego, mientras Banfield apostó directamente al contragolpe.

La cabeza del debutante uruguayo Santiago Silva fue una invitación para enviar centros y en uno de ellos el juvenil Bravo tocó el balón con la mano y Herrera sancionó penal.

El lateral Olaza, con un sutil toque, de zurda venció a Altamirano y el local se puso 1 a 0.

Los chicos de Falcioni mostraron ganas para ir en busca del empate y primero fue Alvarez el que exigió a Herrera, y luego un disparo de Gómez se fue muy cerca del travesaño.

Más complicado de lo que parecía. Tal vez el peso de la responsabilidad obnubiló las ideas de hacerse dueño del partido, no solo en el resultado -algo que ya tenia- sino en el juego, pero fue la juventud de Banfield la que marcó el ritmo.

Es que Ramírez estuvo bien marcado y el ecuatoriano Joao Rojas no pudo desnivelar nunca, como para que Santiago Silva tuviera una acción clara ante el arco del “taladro”.

El trabajo de Alvarez y sobre todo de Payero cuando entró, le permitieron a Banfield tener más dinámica en el mediocampo, pero ni Carranza, ni Lucero estuvieron acertados a la hora de ganar en el área.

Talleres debió ponerse el overol y pelear cada pelota como si fuera la última, porque las ideas escasearon por demás y Banfield dominó las acciones y el terreno, pero los centros no fueron bien conectados y por eso se quedó sin alcanzar el empate.

Fuente: NA

Archivado en: , , , , , , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión