442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
10/08/2018

El futbol argentino y Streeck

Daniel Angelici, presidente de un Boca que va por todo. / @TanoAngelici

El gran problema de la concentración de la riqueza entre pocos equipos. El duopolio Boca-River y el germen del modelo español.

Wolfgang Streeck nació en Lengerich (Alemania), cuando se cumplía el primer aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial. No jugó al fútbol; estudió sociología, y llegó a ser uno de los mejores en su campo: siendo director de Instituto Max Planck para los Estudios de Sociedades y profesor emérito de sociología de la Facultad de Economía y Ciencias Sociales de la Universidad de Colonia. No tuvo al deporte entre su campo de análisis, pero sus estudios pueden extrapolarse directamente al fútbol argentino y explicar su problemática actualidad: la transferencia y acumulación de la riqueza.

Si algo caracterizó a nuestra competencia en las últimas décadas fue la imprevisibilidad en el resultado y la diversidad de aspirantes con posibilidades de competir por el título. Esa pluralidad de oportunidades llevaba a que cada partido fuera un desafío. Esta situación podía llegar a atentar contra la obtención de buenos resultados fronteras afuera (en Copas internacionales) y se escuchaba comúnmente: le apostó a la Copa renunciando al campeonato. Están los que consideraban esta situación como un defecto más que una virtud, como un mecanismo de nivelación hacia abajo, siendo su ideal el del fútbol español: donde el sistema funciona para que unos pocos se refuercen con los mejores exponentes de todo el resto.

Hace una semana, se cumplió el cuarto aniversario de la muerte de Julio Humberto Grondona, eterno presidente del Fútbol Argentino durante 35 años. En ese tiempo, hubo trece instituciones que se consagraron campeonas, tres clubes de los considerados grandes descendieron (River, Independiente y San Lorenzo) y, lo más importante de todo, cuando comenzaba el campeonato todos los hinchas tenían algún grado de ilusión con pelear por el título.

En estos últimos cuatro años, esos escenarios lucen cada vez más lejanos. El nacimiento de la Superliga tuvo en su germen al modelo español y ha crecido “asesorada” por uno de sus impulsores, Javier Tebas, quien se ha ufanado públicamente en Europa de la inteligencia que tuvieron al adoptar este modelo: “porque supieron mantener las diferencias de nuestros grandes clubes con el resto, para mantener el talento mundial”. Una postura donde los grandes son cada vez más grandes y los chicos se pelean por repartirse las migajas que caen de su mesa.

En los últimos torneos, se ha hecho ostensible la forma en que el duopolio Boca-River fue agigantando la brecha con los demás equipos de la Primera División en cuanto a rendimientos y contrataciones. Un ejemplo claro, en este campo, es el cupo de extranjero que solo ellos utilizan siempre por completo. Cuando Grondona vivía, el Convenio Colectivo de Trabajo N°557/09 entre la Asociación del Fútbol Argentino y Futbolistas Argentinos Agremiados era de cuatro por equipo, después se incrementó a cinco y, a fines del 2017, la AFA determinó subir a seis jugadores extranjeros (pudiendo Boca incorporar a Nahitan Nández y River a Marcelo Saracchi). Increíblemente, para este semestre y por lesión, Boca consideró contratar siete. Así como va la cosa, en un momento cercano, se repetirá la situación que se vivía en plena década del 60, conocida como la era del “fútbol espectáculo” cuando en un Superclásico con Antonio Liberti presidiendo a River, y Alberto J. Armando a Boca, empataron 2 a 2 con diez extranjeros en el campo de juego.

Retomando a Wolfgang Streeck, en su artículo “¿Cómo terminará el Capitalismo?” describe con un paralelismo hipotético, como un matrimonio de conveniencia, a la relación que se fue desvaneciendo entre el capitalismo y la democracia a medida que “la toma de decisiones relativas a la distribución de recursos, escapó del ámbito de la acción colectiva hacia una esfera más remota y opaca controlada por ejecutivos de bancos y organizaciones intergubernamentales.”

En la Superliga aún están a tiempo de ir acomodando las cosas de una manera más justa y que permita el desarrollo del fútbol argentino de manera equitativa. Hay evidencia sustanciales, en distintos campos del conocimiento social, sobre como la creciente desigualdad puede ser causa del declive en el crecimiento. La competencia se cae a pedazos cuando no hay cierta equidad, cuando no se protege a los equipos recién ascendidos o a los clubes más pequeños, de ser devorados inmediatamente después de que aparecen en Primera División. Los presupuestos y las posibilidades entre los de arriba y los demás se agigantan año a año. Ni hablar en relación con el Ascenso que tiene torneos a medio definir u otros, los de los extintos Federales B y C, que se suspendieron hasta el año que viene.

Repartir con equidad o sea reducir la desigualdad en los ingresos, que ya de por si son absolutamente desiguales en cuanto a marketing, abonados y ventas de entradas, debería ser un objetivo a perseguir por la Superliga: para el beneficio del fútbol argentino en su conjunto. Aunque el costo de esto sea reducir el crecimiento de los dos equipos más grandes. Los derechos de televisación, son un ingreso que puede representar entre el 10 y el 80%, según la institución de la que estemos hablando.

Un nuevo campeonato del fútbol argentino está comenzando y se dirige, cada vez más definidamente, rumbo al duopolio español como modelo: con el consiguiente empobrecimiento del resto. Erogaciones multimillonarias, contrataciones fuera de norma pero habilitadas, cambios de las reglas del juego, goleadas exorbitantes por Copa Argentina que antes no se daban, son la cara visible de una diferencia más profunda entre un par de equipos y el resto. Si algo le faltase al fútbol argentino para transmutar su esencia por completo, es habilitar las sociedades anónimas. Podrán argumentar que con esta medida abren el fútbol argentino al mundo pero sepa, estimado lector, que es a costa de que al club lo pierdan aquellos que menos tienen, aquellos que lo viven en el día a día y en cercanía, tal vez aquellos como usted y como yo, para los que el club ha sido nuestro lugar de desarrollo y crecimiento, nuestro punto de encuentro con la familia, los amigos y, también, con los que ya no están presentes.

Archivado en: , , , , , , , , ,
Clubes:

 

 

9 pensamientos en “El futbol argentino y Streeck”

  1. Es interesante la nota. Yo no considero que exista un duopolio en Argentina puesto que están además Independiente, Racing y San Lorenzo, y el mismo autor de la nota los cita cuando habla de que en el período de Grondona descendieron tres grandes (en realidad, le agrego, descendieron cuatro, se olvidó el descenso de Racing a posteriori de San Lorenzo). Si existen los cinco grandes no existe duopolio.

    Que la Superliga pueda tender a ello, si sigue el modelo español, y sí… es comprensible el temor, pero siempre hay que entender que por más que se copie un modelo, no necesariamente se va a reproducir igual, ya que la liga española se dio en un contexto en donde hace rato que destacan el Barsa y el Real Madrid, con el Atlético Madrid como el tercero lejos. La Liga amplió aún más lo que ya sucedía a nivel popularidad. Acá hay cinco clubes grandes, y si bien hay diferencias entre River, Boca y el resto, en cantidad de hinchas las diferencias no son tan grandes como en España, y además se da el fenómeno de los grandes “zonales” por decirlo de alguna manera (Estudiantes y GELP en La Plata, Newell’s y Rosario Central en Rosario, etc.)

    Por otra parte, como hincha de River ya estoy un poco podrido de que se nos use como contraparte para justificar las tropelías de Boca, tal como cita en el caso del quinto extranjero (que en nuestro caso fue para “beneficiarnos” con Saracchi). Es SABIDO que si hay un club comprador y que se llena de extranjeros y constantemente está mangueando para ampliar el cupo, es Boca. Entonces no jodamos. ¿O ahora qué, también nosotros somos los beneficiados en la irregularidad de incorporar a Olaza? Y además, en River le estás pifiando, Herbella, porque estás contando como extranjeros a Mora y a Mayada, y ellos YA ESTÁN NACIONALIZADOS ARGENTINOS debido al tiempo que hace que están en el club. Con lo cual la llegada de Saracchi a nosotros no nos significó nada a nivel cupos, hace rato que River dejó de estar al límite al respecto.

    A mí me gustaría que cuando se tenga algo que decir como en esta nota, se diga con nombre y apellido. Acá el problema es BOCA Y ANGELICI, más Tapia, más Macri. No es “Boca y River”. River hace rato que no figura en las decisiones de la AFA y hace rato que sufre maniobras mafiosas al respecto y como ejemplo basta un botón, yo me pregunto… ¿EN QUÉ QUEDÓ EL DOPING DE MUSTO? Porque cuando River pretendió incorporar al ex Central, saltó un dóping con seis meses de retraso con tal de joder a la hora de que River se refuerce. ¿Alguien sabe en qué quedó la contraprueba, o si el jugador fue sancionado por doping o absuelto? Porque al periodismo solamente le calentó cuando iba a ser refuerzo de River. Después “olvidaron” convenientemente el tema, y cada vez que salta una prueba más de que esta AFA mira para un solo lado, nos meten a nosotros en el medio diciendo “siempre se benefició a Boca y a River acá”. Sí, bueno, habrá sido en otros tiempos, ahora se beneficia nada más que a Boca. Y a River cada vez que se puede LO PERJUDICAN. Entonces, antes que hablar de duopolio hablemos de monopolio, Herbella.

  2. Hablar de duopolio por un mercado en el cual River no compró a nadie y meternos en lo de los extranjeros cuando River justamente se desprendió de uno sin incorporar otro y reemplazándolo con un argentino que ya estaba en el plantel y con un juvenil, es una burrada marca mayor.
    De que duopolio hablan ? El monopolio de Boca manejando la AFA hasta inventó y sacó de la galera un doping de Musto para que River no lo pueda incorporar.
    Se siguió hablando de ese doping ? se pidió contraprueba ? se analizó verdaderamente ?
    Me extraña que saquen estas conclusiones …

    ¿ Qué tipo de análisis hacen ?

  3. Es insólito que se hable de Duopolio cuando hoy Boca maneja todos los departamentos del Fútbol Argentino y disponemos de una AFA gestionada por Tapia y Angelici.
    Tema Cupo de Extranjeros: River hoy tiene 4 extranjeros: Borré / Quinteros / Moreira y Nicolás de la Cruz, ya que Camilo Mayada y Rodrigo Mora se encuentran con la Nacionalidad Argentina, como están los otros clubes grandes ? Independiente y Boca tienen 7 extranjeros en sus filas, Racing Club tiene 5 y San Lorenzo acaba de adquirir a un Colombiano.

  4. Además, agrego algo que dije antes y que no se publicó, seguramente por error (ya que nunca me han censurado comentarios acá).

    Creo que Futbolistas Argentinos Agremiados debe de ser un gremio único. Si, por ejemplo, cinco camioneros de las cinco empresas más grandes de transporte de la Argentina se quejasen en televisión respecto de cómo Moyano maneja el gremio, a mí no me caben dudas de que al otro día los cinco camioneros se quedan sin trabajo y Moyano seguiría lo más campante en su silla.

    Ahora, si por poner de ejemplo, saliesen Scocco, Tévez, Nico Domingo, Licha López y Nico Blandi en televisión a quejarse de los manejos de Sergio Marchi en FAA y la poca defensa al futbolista argentino en detrimento de los extranjeros, a mí NO ME CABEN DUDAS de que al otro día la cabeza de Sergio Marchi está en una bandeja.

    Agremiados es un caso único entre los gremios, en donde el poderío ante la imagen pública de sus afiliados en actividad es muchísimo mayor que el poderío de sus autoridades. Entonces, más que quejarse en una nota de los desmanejos de Agremiados, los futbolistas tendrían que hacer como hizo Ruggeri, que apuntó directamente a Sergio Marchi por la incorporación de Olaza en detrimento de los intereses de los juveniles argentinos que militan en los clubes.

    Es muy fácil chillar en una nota cuando los hechos están consumados. Más valiente (y efectivo) sería que lo hagan en donde corresponde, y que los futbolistas argentinos se hagan valer. Al fin y al cabo, sin ellos la pelota no rueda.

  5. el mensaje sería entonces: Grondona un señor denunciado por la Corrupción e implicado en el Fifagate, pero con el estaba repartida la cosa y otros podían ganar? El peligroso mensaje de los medios si se piensa que hay CORRUPTOS que son buenos!!!

  6. Si van a usar a Boca para tapar las trapisondas de riber, le decimos que el cupo por FABRA fue por lesión, no por DOPING!!! estamos hartos de las OPERETAS ANTIBOCA!!!!Además Grondona no es ejemplo de nada, preguntate como quedaron los clubes y la Afa después de tantos años de gestión!!!

  7. Y después decime, ¿qué cupo ampliaron a River por doping? Porque los dos jugadores que dieron doping positivo en Conmebol fueron Martínez Quarta y Mayada, el primero es argentino, y el segundo NACIONALIZADO argentino, o sea que tampoco ocupaban cupo de extranjeros. ¿De qué hablás?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión