442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
10/06/2014

Los más chicos tienen lectura obligada para el Mundial

Hazañas y leyendas de los Mundiales.

Hazañas y Leyendas de los Mundiales es un libro que cuenta de manera diferente las historias y anécdotas más divertidas de las copas del mundo. La palabra de Pablo Lisotto, el autor.

A horas del comienzo de un nuevo Mundial abundan materiales de lectura acerca de estadísticas, historias y curiosidades del campeonato más esperado. Sin embargo, hay un libro que engloba estas informaciones y que está redactado e ilustrado exclusivamente para chicos.

En Hazañas y Leyendas de los Mundiales, escrito por el periodista Pablo Lisotto, los más chicos pueden conocer a los ídolos de cada selección, repasar récords y los mejores goles de las distintas copas del mundo.

“Considero que el Mundial, como los Juegos Olímpicos, es un gran momento para acercar a los más chicos a la lectura. Entonces, con esa excusa, decidimos con Natalia Ginzburg, editora de Atlántida Libros, hacer un libro que cuente la historia de los Mundiales de una manera muy visual, clara y atractiva”, explicó Lisotto.

Lo fundamental del libro es el diseño, obra de Dan Waisman, y las ilustraciones, de la gente de www.nodoymas.com.ar, que potenciaron los textos y atrayeron a los más chicos.

En cuanto a las repercusiones acerca del libro, Lisotto se mostró satisfecho. “El día que fui a firmar ejemplares a la Feria del Libro dediqué más de 40 ejemplares. En 10 días de la exposición se vendieron más de 500 libros. Y en ese sentido me encanta la honestidad brutal de los chicos. Un par me dijeron que no les gustaba, pero la mayoría me dijo que les gustaba mucho. Y ambos me dijeron la más pura verdad. Además, el hecho de que cueste 39 pesos resulta tan accesible que el que lo ve, lo compra sin dudarlo”.

Por último, el autor agregó: “Cada uno que me comenta que lo compró y lo leyó, me dijo que es impresionante como el texto une a la familia. Porque por una cuestión de espacio y de edición, no podemos contar todo lo que pasó en 84 años de historia de los Mundiales. Y ahí es donde cada padre le agrega datos de sus propios recuerdos de cada Mundial, entonces el libro trasciende su frontera para meterse en la familia. Y a la vez, sirve para que los chicos se acerquen a los libros”.

Archivado en: ,

 

 

Opinión