442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
08/11/2018

Boca maltrató al socio en la venta de populares

Filas en las boleterías de la Bombonera, una postal del pasado. El club vende las populares por un sitio web que colapsa enseguida.

El club no aplicó un filtro para adquirir las entradas y promovió las injusticias: hinchas con asistencia perfecta se quedan afuera de la final con River.

La venta de entradas populares para el partido de ida de la final de la Copa Libertadores ante River fue una clara muestra del destrato dirigencial hacia el socio de Boca.

Los socios debían comprar su adicional a través de la web Soy Socio, una página célebre por sus fallas y lentitud. Desde el club especularon con la aplicación de un filtro (haber concurrido a cuatro de los seis partidos que Boca disputó como local en esta Copa).

Esa medida fue ventilada por los periodistas que siguen el día a día del equipo xeneize. Entre versiones cruzadas y el hermetismo oficial, en horas de la noche del miércoles, el club publicó un confuso comunicado.

El mismo anunciaba que las entradas se venderían este jueves, tal como estaba previsto, pero en dos tandas. El primer remanente se expendería a las 10 de la mañana y el segundo por la tarde, a las 19.

Lo raro del comunicado era la justificación de esa medida, la de dividir la venta de populares en dos tandas: “Con el propósito de que los socios tengan más facilidades para adaptar el trámite a su disponibilidad horaria”.

Lo insólito es que en los seis partidos anteriores no había ocurrido esa particularidad. La inédita variante alimentó las suspicacias y llenó de bronca a los miles de socios.

Sistema injusto. Haber prescindido del filtro originó casos de injusticia entre socios que concurrieron a todos los partidos y los que sólo se acordaron de dar el presente contra River. 

El hincha protestó en las redes sociales. Se leyeron cientos de mensajes denunciando esta situación: socios con asistencia perfecta que no pudieron comprar.

El principal motivo de enojo es la falta de transparencia. Desde el club no especificaron la cantidad de entradas que salieron a la venta. Tampoco aclararon el motivo para descartar el filtro. Solo ese frío comunicado, escrito a las apuradas, como si los socios fueran una cosa.

El destrato al socio por parte de la actual dirigencia, que probablemente en 2019 sea castigada en las urnas, es una constante.

Daniel Angelici únicamente se interesa por los socios cuando dialoga con sus amigos periodistas sobre el estadio-shopping que desea construir, un negocio multimillonario que planea financiar con ayuda de los petrodólares.

Sospechas de reventa y negociados de los dirigentes. Un dirigente de Boca le confirmó a este medio que “esto superó todo”.

Según esta fuente, cientos de adicionales fueron destinados a listados de socios efectuados por directivos y empleados del club. El abuso de influencia del oficialismo habría achicado el número de entradas destinados a la compra del socio común y corriente.

En el sitio web, Soy Socio, aún figura el cartel de “Entradas agotadas”. Supuestamente, el club lanza por esta misma vía la otra mitad del remanente de populares.

Nadie puede vaticinar lo que vaya a ocurrir dentro del campo de juego en esta final de Copa Libertadores. Algo es seguro: el hincha de Boca arrancó perdiendo.

(*) Redactor de 442

Archivado en: , , , , , , , ,
Clubes:
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión