domingo 26 de mayo del 2024
Opinión

El que hace enojar a Messi, pierde

Cada vez que al capitán argentino lo cruzaron en la previa de un duelo caliente, el campeón del mundo sacó a relucir su mejor versión.

¿Qué pasa cuando me enojo? Esa pregunta la respondieron desde el gobierno de México en su sitio web oficial donde aseguran, entre otras cosas, que en ese estado aumenta la frecuencia cardíaca y también incrementa la adrenalina.

Ahora bien, qué tienen en común México, el enojo y en esta oportunidad Lionel Messi: cada vez que alguien se cruzó con el capitán argentino en la previa de un duelo caliente, la adrenalina en el 10 escaló a tal nivel que no hizo más que generar lo que mejor sabe hacer, sacar a relucir todo su talento y callar al rival dentro del terreno de juego.

Para darle un contexto a esa introducción, hoy desde las 23:30 el Inter Miami se enfrentará con los Rayados de Monterrey en la vuelta de los cuartos de final de la Concacaf Champions Cup en un partido que promete ser interesante por todo lo que se habló en la previa.

Recordemos que en la ida ganó el equipo mexicano, sin Messi en cancha, y fue allí donde se generó un fuerte cruce entre el rosarino y parte del cuerpo técnico encabezado por Fernando Ortiz. Incluso, se viralizó un audio de Nicolás Sánchez, parte de la delegación mexicana detallando lo sucedido.

De todos modos, el ayudante de campo de Ortiz luego salió a pedir disculpas, pero la piedra ya había sido tirada y ese tipo de acciones generan descontento en Messi. En ese contexto, el técnico de Monterrey también le marcó la cancha al rosarino antes y después de que este episodio suceda.

Primero fue en la antesala del cruce de ida en Miami, donde Ortiz aseguró que la presencia del argentino genera cosas más alla de lo deportivo, 

Luego como si eso hubiese sido poco, en la previa del duelo de esta noche, el técnico argentino redobló la apuesta en conferencia de prensa: “Somos Monterrey, estamos en nuestra casa, que Messi se preocupe por nosotros”.  

Sigan tentándolo. Lejos de que las chicanas terminen, a esas declaraciones por parte de los integrantes del cuerpo técnico, que desde el lado del Inter Miami no generó ningún tipo de respuesta hasta el momento, también se trasladaron a los hinchas del equipo mexicano que se manifestaron en contra del capitán argentino.

Sin embargo, desde el equipo mexicano entienden que utilizar este tipo de estrategia en contra Messi puede ser algo útil cuando la realidad es que el historial de las veces que a Messi lo quisieron sacar del partido, no funcionó.

Hay dos claros ejemplos que respaldan esta idea, ambos durante la Copa del Mundo, donde justamente el 10 mostró una de sus mejores versiones para lograr el título que tanto anhelaba.

El primero de ellos fue justamente ante el seleccionado mexicano, partido al que Argentina llegaba obligado a ganar para que no peligrara su clasificación a la siguiente ronda tras caer sorpresivamente con Arabia Saudita en su debut.

Where is Messi?”, era la frase que recorría las calles de Qatar luego del histórico triunfo del seleccionado árabe, la cual los hinchas mexicanos también pronunciaron. Hablando en el terreno de juego, el astro argentino abrió el marcador para el triunfo 2-0 de los dirigidos por Lionel Scaloni sobre México para reacomodarse en el grupo. 

El otro caso, aún más drástico fue en la búsqueda de las semifinales, donde el combinado albiceleste se medía con los Países Bajos, que tuvo algunos de sus integrantes que en la previa no hicieron más que hablar y cuestionar al 10.

Messi también puede fallar, lo vimos al comienzo del torneo. Siempre usa la misma pierna para patear como cualquier ser humano. Puedo atajarle un penal”, manifestó Andreas Noppert arquero del combinado neerlandés en conferencia de prensa.

Para sumarle todavía más picante a la previa, Louis Van Gaal, fiel a su estilo, también habló de más: “Messi es un jugador que puede decidir un partido en una acción individual. En la semifinal que jugamos contra Argentina en el 2014 no tocó una pelota y perdimos en los penales. Ahora queremos nuestra revancha”.

En esa misma línea el DT del seleccionado europeo agregó: “Por supuesto que Messi es su jugador más peligroso y creativo pero, por otra parte, no participa mucho en el juego cuando el adversario tiene la posesión. Ahí está nuestra oportunidad”.

¿El resultado? Messi se enojó y habló en el terreno de juego. El 10 asistió a Nahuel Molina en el primer gol del partido, anotó el segundo para Argentina de penal, y a pesar de que la historia se estiró hasta los penales, el rosarino hizo lo suyo y marcó desde los doce pasos en lo que fue el pasaje a las semifinales del mundial.

Luego post partido, el propio Messi se refirió a los dichos de Van Gaal en la previa asegurando que fue algo que no le gustó para nada.

De esta manera, estos casos, entre muchos otros que protagonizó Messi, demuestran que intentar incomodar al astro argentino desde ese lado es un tiro por la culata. Veremos que sucede está noche en el cruce entre Inter Miami y Rayados de Monterrey, pero si la historia sigue con esta tendencia el equipo mexicano tiene que saber, el que hace enojar a Messi, pierde.

JP

En esta Nota