442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Todos los partidos
Estadísticas
 
03/02/2019

Necesidad, urgencia y recortes

Botín de guerra. El Cenard, codiciado por los especuladores inmobiliarios. //CEDOC

La falta de inversión en el deporte es cada vez más preocupante. Y la desaparición de la Secretaría allana el camino para que siga ocurriendo.

Las alarmas volvieron a encenderse mediante un DNU. El presidente Mauricio Macri consideró de necesidad y urgencia degradar la Secretaría de Deportes de la Nación a una agencia. Otra vez aparece la mano negra para recortar por donde siempre habían prometido que no recortarían. Los Juegos Olímpicos de la Juventud que se realizaron en Buenos Aires parecieron ser la excusa perfecta para actuar una falsa preocupación por el futuro de miles de chicos y chicas que le dedican su vida al deporte. Recordemos que al finalizar el evento, el Presidente confirmó la mudanza del emblemático Cenard de Núñez a Villa Soldati. En lugar de conservar los dos predios, la lógica de trasladarse suena absurda. Todo empieza a cobrar sentido cuando nos referimos al alto valor que tienen las tierras de Núñez, en las cuales el Gobierno quiere realizar negocios inmobiliarios. Un sentido negativo.

La falta de inversión en el deporte es cada vez más preocupante. Y la desaparición de la Secretaría allana el camino para que siga ocurriendo. Más de 800 hectáreas de terrenos están bajo control de la ahora Agencia. Espacios en los cuales los deportistas se entrenan, compiten y conviven; lugar donde vieron crecer sus sueños tanto como su experiencia. Hoy, tal como indica este decreto, están a disposición para que sean rematadas.

Lee también: Paverini: “Los deportistas están amenazados”

Es la facilitación para profundizar el desguace de las políticas deportivas en nuestro país, donde los resultados se consiguen por mérito de los atletas y entrenadores que tienen que pelear contra sus rivales y contra el destrato constante por parte de un gobierno que no aplica sus promesas y la reducción presupuestaria parece ser su única medida. Sin llevar a cabo políticas que involucren al sector educativo para trasladar una formación en educación física a través de todas las escuelas, poniendo trabas al desarrollo de los clubes de barrio. Tampoco parece ser prioritario solventar las giras de selecciones que van a representar al país en competencias internacionales: previo al rebajamiento de la Secretaría, Los Topos, el equipo nacional de básquet para sordos, iniciaron una campaña para visibilizar la falta de ayuda por parte del Estado argentino. En un video que se viralizó explican que la Confederación Argentina de Deportes para Sordos (Cades) cuenta con un presupuesto que no cubriría ni el pasaje de una persona. No logro concebir el maltrato a un grupo de deportistas que pelean día tras día para dejar en lo más alto a nuestro país.

Esta medida fue tomada por un decreto de necesidad y urgencia. ¿Dónde está la razón para aplicar este decreto saltando por encima del Congreso? ¿Por qué no esperar a la próxima sesión para tratarlo? Cabe destacar que esta maniobra no fue exigida por ningún miembro de la comunidad deportiva. El pedido de los atletas se centra en sumar, en que el crecimiento sea constante tanto en infraestructura como en inversión, para poder generar más logros que los que ya se obtienen “a pulmón”. Todo indica que las decisiones políticas del Presidente no están en esta sintonía. Parece que la necesidad y urgencia está puesta en los negocios. El actual titular de la Agencia, Diógenes de Urquiza Anchorena, fue uno de los responsables para que esta medida se logre. El otro actor principal es Fernando Marín, quien hoy se desempeña como asesor de Macri, pero es más recordado por ser el ex gerenciador de Racing. Los fantasmas de la privatización rondan cuando estos datos aparecen.

Lee también: Según Diógenes de Urquiza, el CeNARD no se vende

La Constitución Nacional no considera de “necesidad y urgencia” los puntos desarrollados por este decreto. Si la Justicia lo dispone, lo mejor que podría ocurrir es que se dé marcha atrás con este asunto. De necesidad y urgencia es terminar con el desamparo a miles de atletas que apuntan a lo más alto, como Los Topos o las chicas del fútbol femenino. O Las Kamikazes, de quienes luego de los Juegos Olímpicos de la Juventud supimos su historia de garra para llegar a conseguir la medalla de oro mientras entrenan en condiciones deplorables. Necesidad y urgencia es dejar de recortar y empezar a generar políticas inclusivas que apoyen el deporte, una herramienta vital para la mejor calidad de vida y una sociedad mejor constituida en valores.

Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil

Archivado en: , , , , , , ,

 

 

Opinión