442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
08/03/2019

Escándalo sexual en Libertad de Paraguay

Leonel Álvarez junto a su actual pareja, Johanna García, y su hija.

El club decidió despedir al DT colombiano Leonel Álvarez tras las acusaciones de haber tenido relaciones con la esposa de un futbolista de su equipo.

Si bien en el torneo local Libertad de Paraguay tiene un andar irregular al haber ganando tres de los siete partidos que disputó, todo parecía acomodarse con la victoria 4-1 sobre Universidad Católica de Chile en el debut por Copa Libertadores. Sin embargo, tras el triunfo, el club decidió despedir al DT colombiano Leonel Álvarez.

Esta situación se da en medio de las fuertes acusaciones que envuelven al técnico que se convirtieron en un escándalo sexual en Paraguay. Si bien hay varias versiones que revelaron en el programa de TV paraguayo Teleshow, la más controversial es la que Álvarez, de 51 años, tuvo relaciones sexuales con Patty González, esposa del jugador Edgar Benítez.

Sin embargo, los rumores fueron tan fuertes que la propia mujer se vio obligada a desmentirlos: «Es completamente falso. Por mi lado está más que aclarado y espero que la gente del club en algún momento aclare la situación. La verdad es que no tenemos nada que ver en la situación, somos ajenos a lo que pasó».

Otra de las versiones, no menor de controversial, es que el goleador de Libertad, Oscar «Tacuara» Cardozo, se involucró sexualmente con la pareja de Álvarez, Johanna García. La relación del entrenador colombiano inició en 2012 y tienen una hija juntos, Renata. El DT de 51 años, le lleva 20 años a su actual pareja, tiene otros dos hijos, Leo Stefan y Valentina, ambos mayores de edad.

Lee también: Trampas y escándalo: «Drogamos jugdores»

«Vinimos al entrenamiento a las 7:30, pero no nos dejaron ingresar. No nos parece profesional, es un trato indignante. Nos sorprende, porque si hay una determinación, a uno le deben permitir ingresar y retirar sus pertenencias. Es algo irrespetuoso», contó el miércoles Rubén Darío Bedoya, ayudante del DT.

Tras el escándalo, el abogado del club, Gerardo Acosta dio una conferencia de prensa para explicar lo sucedido: «Se decidió terminar la relación laboral con el señor Leonel Álvarez y su cuerpo técnico por motivos que tienen que ver única y exclusivamente con el cumplimiento de su contrato».

«El contrato del señor Álvarez establece una serie de obligaciones, una de las cuales tiene que ver con su poder de dirección sobre su propio cuerpo técnico y sobre el plantel de jugadores, además de su relacionamiento con la comisión directiva. Sucedieron hechos en la última semana que hicieron que se considere que se han incumplido esas obligaciones», agregó Acosta.

En ese sentido, el abogado de Libertad aseguró que «todas las historias que aparecieron son producto de la fantasía de gente malintencionada, que quiere afectar la honorabilidad y buena reputación de jugadores y familias del club».

El programa de televisión contó que otra de las razones podría ser el desgaste que existía entre el entrenador y los dirigentes, que derivó en este final abrupto.

Lee también: Centurión sumó un nuevo escándalo en un boliche

Como las declaraciones del abogado parecieron no conformar a la prensa ya que no detalló las causas del despido, el presidente de Libertad, Francisco Giménez, intentó aclarar el panorama en diálogo con El Alargue, programa que se emite por Caracol Radio.

«Se cerró un ciclo con él. Vino a trabajar a Libertad con muchas ilusiones, las mismas que teníamos nosotros en su trabajo. Tras 5 o 6 meses de gestión terminamos el ciclo. Los resultados fueron aceptables en la Libertadores, pero no en el torneo local, ya que sacamos 10 puntos de 21. Además hubo algunas desinteligencias contractuales, por lo que decidimos terminar el vínculo», señaló.

«No fue un solo acontecimiento, no es un hecho aislado, fue un cúmulo de situaciones. Hubo un incumplimiento contractual, por eso el club decidió encarar nuevos tiempos, una nueva etapa, sin tantas dificultades en las relaciones. El tema ahora pasó a la parte jurídica del club», agregó.

Por último, el presidente dio indicios de que la relación de Álvarez y sus dirigidos no era la mejor: «Teníamos una buena relación. Pero lo importante es la relación de él con el plantel, esa es la relación importante, no la que pudiéramos tener nosotros con él. Esa es la relación importante que se quebranto».

ED

Archivado en: , , ,
Clubes:

 

 

Opinión