442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
07/07/2019

Walter Herrmann conmovió a todos con sus tragedias

Walter Herrmann contó las tragedias que marcaron su vida. //CEDOC

El basquetbolista integró la Generación Dorada y tuvo una carrera llena de éxitos pero en poco tiempo perdió a cinco de sus seres queridos más cercanos. Videos.

Walter Herrmann es parte de la Generación Dorada del básquet argentino que tocó el cielo en Atenas 2004, cumplió el sueño de cualquier jugador de llegar a la NBA, ganó títulos en Argentina, España y Brasil y a los 40 años sigue haciendo y disfrutando lo que ama y mejor sabe hacer. Pero así como su carrera deportiva estuvo llena de éxitos, su vida personal estuvo marcada por diferentes tragedias en las que perdió cinco de sus seres querido más cercanos.

Invitado a Podemos Hablar, el programa emitido por Telefe los sábados a la noche y conducido por Andy Kusnetzoff, el hombre de más de dos metros abrió su corazón como nunca y conmovió a todos con sus dolorosas historias.

«Estuvimos toda la semana juntos hasta el sábado que nos fuimos de joda. Yo al día siguiente me iba para España, lo dejo en la casa y charlamos de dos o tres cositas. Cuando llego a España, veo a mi novia con una cara rarísima y me dice ‘llamá a Argentina porque Sebastián se peló con el padre, pasó algo’ y cuando llamo se había suicidado. Esto no lo conté nunca. Era mi mejor amigo, como mi hermano. Me parece que ya sabía porque estuvo toda la semana conmigo, no se despegó ni un día», contó Herrmann en una sección típica del programa donde los invitados deben dar un paso al frente ante cada consigna.

Esta tragedia ocurrida el 25 de noviembre de 2002 golpeó duro al basquetbolista oriundo de Venado Tuerto pero sin mucho tiempo para recuperarse, otra vez la tragedia apareció en su vida cuando en julio de 2003 su madre, su hermana y su novia murieron un accidente en la ruta. «Yo había firmado contrato con Unicaja pero no quería jugar más al básquet, estuve en mi casa encerrado un mes. Quedamos los dos solos con mi hermana. O nos pegábamos un tiro o seguíamos viviendo», recordó Walter Herrmann.

Como si fuera poco, tiempo después falleció su padre y otra vez se enteró de la triste noticia por teléfono. «Era una atrás de otra, una cosa de no terminar nunca», resumió Herrmann con una entereza y una mentalidad de acero para salir adelante que de alguna manera explica también su carrera deportiva.

IP

 

 

Archivado en: , , , ,

 

 

Opinión