442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
15/10/2019

Escándalo por racismo en Bulgaria-Inglaterra

Fanáticos búlgaros reaccionan con insultos tras la interrupción del partido ante Inglaterra por insultos racistas. / AFP

Hinchas búlgaros insultaron a jugadores ingleses y el árbitro tuvo que frenar el partido. Los líderes políticos de ambos países exigen sanciones y renuncias.

La goleada de Inglaterra (6-0) sobre Bulgaria, en el partido correspondiente a la eliminatoria rumbo a la Eurocopa 2020 disputado en Sofía, quedó manchada por los cánticos racistas de los hinchas búlgaros. El encuentro estuvo interrumpido durante algunos minutos y tras el aberrante suceso hubo fuertes repercusiones en los líderes políticos de ambos países, que exigen drásticas medidas.

El primer ministro búlgaro, Boiko Borissov, pidió la «renuncia inmediata» del presidente de la Federación búlgara de Fútbol, Borislav Mihaylov, por los gritos racistas hacia jugadores ingleses.

Lee también: La FIFA se pone firme contra el racismo en el fútbol

«Es inadmisible que Bulgaria, uno de los países más tolerantes, esté asociado al racismo y a la xenofobia, cuando personas de etnias y religiones diferentes viven aquí en paz», escribió en su página de Facebook el jefe del gobierno, horas después del partido.

El dirigente político ordenó la ruptura de todo vínculo, incluido el económico, con la Federación búlgara tras esta «vergonzosa derrota», hasta que la salida de Mihaylov sea efectiva. Desde la llegada de este último al frente de la federación en 2005, Bulgaria no se ha clasificado a ningún gran torneo internacional.

Por su parte, el premier británico, Boris Johnson, tildó de «infame» la actitud de algunos hinchas búlgaros. «El racismo que vimos y oímos fue vil y no tiene cabida en el fútbol ni en ningún otro lugar», dijo un portavoz del líder, en Londres.

Lee también: Özil denuncia racismo y el dice «no» a Alemania

«Los jugadores y los entrenadores de Inglaterra demostraron una dignidad tremenda y el primer ministro los elogia por su respuesta», agregó el vocero al tiempo que exige a las autoridades de la UEFA sanciones más duras.

«El racismo y la discriminación deben desaparecer del fútbol de una vez por todas», finalizó.

El lunes, una parte del público presente en el estadio Vasil-Levski, en Bulgaria, arremetió verbalmente contra los jugadores de piel negra de Inglaterra Tyrone Mings, Marcus Rashford y Raheem Sterling.

El estadio Vasil-Levski ya fue sancionado con un cierre parcial para ese partido por los insultos racistas escuchados en junio, durante un partido ante Kosovo.

La palabra del entrenador de Inglaterra, Gareth Southgate sobre la posibilidad de retirar a su equipo por los insultos racistas de hinchas búlgaros.

El capitán Harry Kane se mostró orgulloso de sus compañeros de equipo que sufrieron el maltrato y reconoció que se analizó no continuar jugando el partido si se repetían los insultos xenófobos.

FH y agencia AFP

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

Opinión