442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
17/10/2019

Barcelona-Real, postergado por las protestas en Cataluña

Barcelona y Real Madrid deberán esperar para saber cuándo juegan el Clásico. // DPA.

El Comité de Competición de la federación española suspendió el duelo previsto para fines de octubre y propuso nueva fecha. Sigue la tensión político-social. Detalles.

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) tomó cartas en el asunto ante la situación crítica que se vive en Cataluña y decidió aplazar el Clásico entre Barcelona y Real Madrid que estaba previsto para fines de octubre en el Camp Nou.

El Comité rechazó cambios en el orden del calendario que propuso la Liga, suspendió el partido previsto para el sábado 26 de octubre y propuso el miércoles 18 de diciembre como fecha alternativa, según indicó el medio local Mundo Deportivo.

Las autoridades pertinentes entienden que, por cuestiones de seguridad, el partido no se puede celebrar en la fecha prevista ya que ese mismo día está convocada una manifestación multitudinaria en las calles de Barcelona y las fuerzas de seguridad desaconsejan la coincidencia con el partido.

Las protestas forman parte de la «desobediencia civil» desatada después de que el lunes, el Tribunal Supremo español impusiera a nueve dirigentes independentistas penas de hasta 13 años de cárcel, por su implicación en la tentativa de secesión en 2017.

Lee también: Guardiola y el Barcelona apoyan a líderes catalanes

Pese a los nuevos incidentes, la magnitud de los altercados este jueves fue menor a la del miércoles, cuando algunos manifestantes con la cara cubierta lanzaron cócteles molotov y ácido a la policía, o el martes, cuando se vieron las primeras barricadas ardiendo en las calles del centro de Barcelona.

Ante este panorama, el presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, envió refuerzos policiales a Cataluña y encabezó este jueves un comité de coordinación de la situación.

A poco más de tres semanas para las elecciones legislativas del 10 de noviembre, los líderes de la derecha y la centroderecha, a quienes Sánchez recibió el miércoles, le exigen tomar medidas extraordinarias.

Entre estas se encuentran las opciones de asumir totalmente las competencias en materia de seguridad en Cataluña, o incluso intervenir su autonomía, como ocurrió en 2017 tras la tentativa de secesión. De momento, el ejecutivo no ha tomado medidas excepcionales.

«Hemos visto a un gobierno superado, sobrepasado y desnortado con la situación que se está viviendo en Cataluña», denunció Teodoro García Egea, secretario general del conservador Partido Popular.

CV y agencia AFP

Archivado en: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión