Perfil

DEPORTE Y POLíTICA | 27-10-2020 13:26

A 10 años de su muerte: las locuras de Néstor Kirchner por Racing

El expresidente siempre se enorgullecía de su fanatismo por la Academia. Y hasta llegó a decir: “Con el fútbol sufro más que con la política”. Las anécdotas de funcionarios y futbolistas.

Cuando se estaba yendo del Cilindro de Avellaneda, luego de visitar al plantel que dirigía Ricardo Caruso Lombardi y que peleaba por no descender, Néstor Kirchner soltó una frase que siempre la recuerdan sus principales amigos y colaboradores: “Con el fútbol sufro más que con la política”. Era una manera de darle dimensión a su pasión por Racing, y también una manera de sintetizar todo lo que vivían los hinchas de la Academia en ese Clausura 2009, luego de que el equipo había jugado un año antes la Promoción contra Belgrano para no caer en el Nacional B.

Racing estaba en crisis y Néstor quiso aportar desde su lugar: incentivó al plantel y le prometió que si le ganaban a Boca les iba a llevar cuatro televisores de 32 pulgadas, una de las novedades de aquel tiempo. “Se notaba ese magnetismo que tenía. Era una figura muy fuerte. Todos los hinchas de Racing son muy fanáticos, y Nestor no era la excepción”, relata José Chatruc en el especial “La pasión de Néstor”, realizado por el canal DeporTV como homenaje a diez años de su muerte.  

Aquel día de 2009, cuando Néstor llegó al Cilindro en un helicóptero para saludar y motivar a los jugadores, el expresidente se puso a hablar con el plantel casi como si lo integrara. Era uno más. Atraía las miradas y los comentarios. Les prometió dos plasmas, pero las ocurrencias de Caruso Lombardi le hicieron redoblar la apuesta: el técnico le pidió cuatro. Néstor lo aceptó. “Lo pudimos disfrutar. Fue un momento lindo que le he hizo pasar a los jugadores”, recuerda Caruso.

El especial de DeporTV también recuerda otras locuras de Kirchner vinculadas a su amor por la Academia, como el día de 1984 que, luego del triunfo y ascenso de Gimnasia por sobre Racing, pospuso su viaje a La Plata para no cruzarse con su suegra Ofelia, fanática y dirigente del Lobo. O como cuando un día antes de asumir la presidencia sorprendió a la fotógrafa María Eugenia Cerutti, quien siguió y fotografió a Néstor en su campaña electoral, con un “mañana vamos a la cancha, ¿venís?”. Fue el 24 de marzo de 2003, y Racing perdió en Avellaneda contra Olimpo por 2 a 0.

Otra situación, que se hizo muy conocida este año porque la contó el presidente Alberto Fernández, sucedió en 2006, luego de un partido en el que Argentinos Juniors le ganó a Racing en La Paternal. Alberto llegó el lunes a la Rosada con la camiseta de Marcelo Pontiroli, el arquero que había atajado un penal y había sido la figura de aquella tarde. Néstor Kirchner se enojó y le hizo sacar la camiseta. Pero no sólo eso: para devoverle la broma, le escondió las llaves de su casa. Alberto tuvo que volver a la una de la mañana a la Rosada para buscarlas. “¿Sos loco? No lo cargues con Racing”, le dijo Fernando "Chino" Navarro a Alberto y a cualquiera que osara gastarlo con los tropiezos de su club. “Su humor cambiaba de acuerdo a como salía Racing”, sentencia Daniel Filmus. 

Kirchner Racing
El día de 2009 que Néstor llegó al Cilindro en helicóptero para entregarle al plantel los plasmas prometidos.

El mismo Kirchner lo reconoció en una conferencia en la Casa Rosada para relativizar las críticas de la prensa. “Conmigo que escriban páginas y páginas. Insúltenme si quieren, no me importa. Racing me duele, lo otro ni me duele. Por eso me importa más que pierda Racing que las cosas que dicen ellos”, aseguró.

Néstor, como su hijo Máximo, siempre pusieron a Racing adelante. En un asado, en una charla de política y en sus vidas. Lo describió mejor que nadie Carlos Tomada, su ministro de Trabajo, ahora embajador en México: “Siempre nos decía: ustedes son hombres normales con responsabilidades importantes. Él era eso: un hombre normal apasionado por el fútbol”. 

 

Comentarios

También te puede interesar

Más en