viernes 18 de junio de 2021
Perfil

FúTBOL | 15-05-2021 09:43

Carlos Tevez le debe a su carrera un partido memorable contra River

Campeón de América y el mundo. Ídolo indiscutido. La urgencia de Boca por recuperar su prestigio en los clásicos ante River lo necesita como nunca antes.

El de este domingo es, tiene que ser, el partido de Carlos Tevez. El último ídolo vigente de Boca le debe a su carrera una actuación estelar frente a River en la Bombonera.

Tevez nunca juega bien contra River. El mismo lo explicó en una entrevista: el hincha que lleva adentro empaña sus competencias futbolísticas.

Hay pincelazos en su historial contra el clásico adversario. El gol de la Libertadores 2004, más recordado por el festejo que por su peso en la definición de la serie. El doblete de 2016. Poco para el lugar que ocupa en la historia reciente de Boca.

El pasado del club también proyecta su mandato para Tevez: como lo hicieron Valentim, Rojitas, PotenteMaradona, Graciani, el Manteca Martínez, Riquelme, Palermo, Barros Schelotto, el capitán de Boca necesita ese partido que ungió a sus antepasados.

La idolatría de Tevez es evidente. No hace falta mencionar que con la camiseta de Boca fue campeón de América y el mundo, hitos de otra época, tan lejanos para el momento actual del fútbol argentino.

Acaso su partida a China a fines de 2016 alteró la relación con los hinchas. También para aceitar los engranajes de esa idolatría, entonces, necesita lucirse ante River.

Sin contar la final de la Copa Libertadores 2018, de la que jugó apenas unos minutos, el de este domingo es el Superclásico más importante de su carrera.

No se compara con la Supercopa Argentina 2017 (se jugó en marzo del año siguiente)Ese partido fue antes de la derrota en Madrid, un punto de giro en la historia de este clásico. Tampoco con las semifinales de Libertadores, 2004 y 2019, ni el venidero por Copa Argentina. La urgencia de Boca por rescatar su prestigio ante River lo necesita como nunca antes.

Tevez juega el domingo con un ojo puesto en la historia y otro en el futuro. Se supone que en junio el club contratará a un centrodelantero. La llegada de un nueve de renombre pondrá en riesgo su titularidad. En unas semanas, a sus 37 años, pasará a ser prescindible.

Alfredo Merlo.

 

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en