miércoles 07 de junio del 2023
Fútbol

Falleció Romualdo Arppi Filho, árbitro de la final de México 1986

El brasileño tenía 84 años y padecía una enfermedad renal.

442

Romualdo Arppi Filho, exárbitro brasileño famoso por haber dirigido la final del Mundial 1986 en México que Argentina le ganó por 3-2 a Alemania, falleció a los 84 años en la ciudad brasileña de Santos, estado de San Pablo, víctima de una enfermedad renal.

La cadena de noticias GloboNews consignó que uno de los tres hijos del exárbitro, Ricardo de Oliveira Arppi, indicó que su padre falleció en el Hospital Ana Costa.

"Mi padre siempre será una referencia tanto en el deporte como un ser humano increíble", señaló su hijo.

El lugar que la historia futbolera reserva a Arppi está vinculado a Diego Maradona y a la Albiceleste, porque fue el árbitro de la final del Mundial 1986, cuando con goles de José Luis Tata Brown, Jorge Valdano y Jorge Burruchaga, lel conjunto nacional derrotó por 3-2 al durísimo equipo alemán.

Fue el segundo árbitro brasileño en dirigir una final del mundo después de Armando Cézar Coelho, quien condujo en el Mundial 1982 el partido decisivo entre Italia y Alemania, que la Azzurra ganó por 3 a 1.

Arppi y sus hijos tenían muy buena relación con la comunidad argentina que vive en Santos y en la ciudad de San Pablo, al punto de que organizaban partidos y campeonatos amateurs seguido por un asado a la brasileña.

Romualdo Arppi Filho

Antes de la final del 18 de diciembre en Qatar 2022 entre Argentina y Francia, Arppi dijo ante una consulta Télam que "no había decidido hinchar por ningún equipo" porque mantenía la forma de pensar heredada de su profesión de árbitro.

Romualdo Arppi Filho

"Con Diego nunca tuve un problema en esa final. Me pedía la hora obviamente cuando se estaba terminando el partido y los alemanes venían y pedía que siguiera por más minutos, que no lo terminara. Al contrario, Maradona siempre era el que tenía problemas por la violencia que ejercían contra él, nosotros cobrábamos las faltas porque le pegaban mucho", contó en esa oportunidad.

Para Arppi, la carrera de árbitro había sido una suerte de bendición ya que logró dirigir casi toda la carrera de Pelé en Santos y a Maradona en la final de México 1986. "Para mí los dos deben dividir el trono del más grande", solía decir.

Fuente: Télam