domingo 16 de mayo de 2021
Perfil

FúTBOL | 28-04-2020 15:56

Juan José López habló del descenso de River y se comparó con Jesús

El Negro recordó el día más triste de la historia del club y cómo lo afectó en su vida y en su carrera como entrenador.

Probablemente Juan José López sea el menos culpable del descenso de River aunque su cara aparece en todas las fotos del día más triste del club y más allá de haber tenido una carrera brillante como futbolista y buenos momentos como entrenador, la mayoría (sobre todo los más jóvenes) lo recuerdan por lo ocurrido aquel 26 de junio de 2011 que marcó un antes y un después en la historia del fútbol argentino.

En diálogo con los periodistas Osvaldo Wehbe y Román Iucht, El Negro repasó su vida siempre ligada al fútbol y obviamente el tema del descenso no podía faltar: "Después de River terminé como Jesús, en la cruz, pero Jesús resucitó y yo no pude. Así es la vida. El fútbol me dio cosas maravillosas y también algunas tristezas que a uno le duelen porque por haberme ido al descenso quedé marcado", contó JJ en el programa Pelota de Trapo.

El hombre criado en Guernica hizo gran parte de su carrera como futbolista en River donde ganó seis títulos pero unos años después tuvo un paso por Boca que empañó un poco su relación con los hinchas. Muchos tiempo después y tras haber dirigido varios equipos en Primera División volvió al club de la mano de Daniel Passarella para trabajar en las divisiones inferiores hasta que la salida prematura de Ángel Cappa le dio la chance de ser técnico interino del primer equipo y los buenos resultados lo ratificaron en el cargo cuando el equipo se jugaba la permanencia. Luego, todo se derrumbó hasta llegar al fatídico partido contra Belgrano de la Promoción y su carrera ya no fue la misma al punto de haber dirigido solo dos equipos en estos nueve años, San Martín de Tucumán y Juventud Antoniana de Salta.

Sin embargo, el lujoso mediocampista por derecha tiene otra mirada de la situación: "Me importa mi gente y mi sentimiento por dentro, lo que yo sentí no por mi entorno sino por mí mismo, porque River era mi casa, yo le quería devolver dándole una mano todo lo que me había dado. Fue un dolor muy grande haberme ido al descenso y uno sabe que queda marcado para toda la vida y queda en la historia en la parte más oscura. Se dio así, hay cosas que hay que asumirlas y hay que sobreponerse, la vida continúa. Yo hoy deposito toda la energía en mis hijos y trato de ser buena persona y mantener mis principios y transmitírselos a ellos, de no tener que cruzarse de vereda por ser mala persona. Para mí eso es más importante".

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en