Perfil

MáS DEPORTES | 21-08-2016 12:30

Mo Farah consiguió un histórico doble-doble

El fondista británico se impuso en los 5000 metros y sumó una nueva medalla dorada. Ya había logrado el doblete olímpico en Londres 2012. Video.

El británico de origen somalí Mo Farah logró su segundo doblete olímpico al ganar el oro en la prueba de 5.000 metros de los Juegos de Rio-2016, después de haberse impuesto en los 10.000.

Tras los tres oros del jamaicano Usain Bolt en las pruebas de velocidad, en su 'triple-triple', logrando la hazaña en tres Juegos consecutivos, Farah lo imitó con un 'doble-doble', al haber ganado también en Londres-2012 los dos oros de 5.000 y 10.000 metros.

"El sueño de cada atleta es destacar en los Juegos Olímpicos. No lo puedo creer", afirmó Farah tras ganar el oro.

"Al estar tan lejos de la familia durante tanto tiempo, tenía que hacer algo por ellos. Ahora solo pienso en volver a casa y ver a mis maravillosos niños y poner mis medallas en sus cuellos", indicó.

Farah, de 33 años, venció con un tiempo de 13:03.30, entrando delante del estadounidense de origen keniano Paul Kipkemoi Chelimo (13:03.90), plata, y del etíope Hagos Gebrhiwet (13:04.35), bronce.

En un primer momento, las descalificaciones de Chelimo, del etíope Muktar Edris y del canadiense Mohammed Ahmed, inicialmente segundo, cuarto y quinto, fueron aprovechadas por Gebrhiwet y el veterano estadounidense Bernard Lagat (13:07.78), para adelantar respectivamente a la plata y al bronce.

Esos tres atletas habían sido descalificados por empujar a sus rivales en la última recta de la última vuelta.

Chelimo recuperó la plata. Pero la IAAF aceptó el reclamo de Estados Unidos y Chelimo recuperó la plata, quedándose Gebrhiwet con el bronce.

Farah logró su cuarto doblete 5.000/10.000 metros en una competición importante, tras haberlo conseguido también en los Mundiales de Moscú-2013 y Pekín-2015 ademas de en Londres-2012.

El británico se convirtió además, después del finlandés Lasse Viren en 1976, en el segundo atleta en lograr un doblete olímpico consecutivo de las carreras de fondo.

En la final de 5.000 metros, Farah dejó que los etíopes controlaran la carrera, ubicado en la sexta posición en la primera mitad del recorrido.

Poco a poco fue tomando posiciones, hasta colocarse en segunda posición al paso de los 3.000 metros.

"No quería verme encajonado, por lo que no iba a dejar los primeros puestos", explicó el británico.

Pero al superar los 3.400 metros asumió el liderato de la carrera, para lanzar un sprint en los últimos 400 que nadie pudo seguir, entrando primero con una cómoda ventaja.

El medallista etíope de bronce, Gebrhiwet, reconoció que el alto ritmo impuesto al principio por su compatriota Dejen Grebremeskel, que al final terminó en duodécima posición, tenía el objetivo de descolgar a Farah.

"La idea era ir rápido para dejar atrás a Mo Farah. En las primeras seis vueltas lo tratamos pero cuando vimos que no pudimos lograr ningún cambio, paramos un poco el ritmo", dijo el etìope.

"Yo estaba concentrado en Mo Farah. Estoy feliz con la medalla porque hace cuatro años en Londres-2012, terminé undécimo y lloré porque era un mal resultado", añadió.

Fuente: AFP

Comentarios

También te puede interesar

Más en