viernes 30 de septiembre del 2022
El retiro de un grande

El encuentro de Del Potro con Chilavert que fue decisivo en el destino del tenista

Cuando Delpo tenía 12 años viajó a Brasil para jugar un torneo pero tuvo que abandonar en la final. Estaba desolado, hasta que de casualidad se cruzó con el arquero paraguayo.

442
10-02-2022 12:55

Cuando Juan Martín del Potro era niño tenía un dilema: el tenis o el fútbol. Y si bien se destacaba más con la raqueta que con la pelota, estaba indeciso. Hasta que a los 12 años tuvo un encuentro casual con José Luis Chilavert que lo ayudó a definirse.

El joven Juan Martín había viajado a Porto Alegre, Brasil, para disputar un torneo sudamericano junto con Marcelo Gómez, legendario profesor del club Independiente de Tandil y primer entrenador de Delpo.

La cuestión es que el tandilense llegó a la final del torneo. Y la perdió. Por abandono. El periodista Danny Miche detalla el episodio en el libro “El enigma Del Potro”.

"A los mediocres no los insulta nadie, si fuera por las puteadas yo me tendría que matar. ¡Arriba ese ánimo! Ellos no van a llegar a ningún lado y vos vas a ser un campeón. No tengo dudas de que vas a ser el número 1”, le dijo Chilavert a Del Potro cuando tenía 12 años.

“Empezó jugando en single y se los comía a todos”, relata Gómez en el libro. Y agrega: “En la final la tribuna estaba llena. Los brasileños nos hostigaban mucho, nos gritaban de todo. Hacía un calor bárbaro y Juan Martín se terminó descompensando y lo sacaron en camilla de la cancha”. Fue la primera vez que el futuro astro del tenis abandonaba un partido. 

El muchacho quedó destrozado. No había manera de levantarle el ánimo. Hasta que cuando estaban de regreso en el aeropuerto de Porto Alegre se cruzaron con el arquero paraguayo José Luis Chilavert. Y Gómez tuvo una excelente idea: lo encaró a Chila, le contó lo sucedido y le pidió por favor que alentara a Del Potro

Del Potro

El arquero se acercó a Delpo y le tiró con su repertorio habitual. El propio Chilavert lo cuenta en el libro: “Uno se cruza con mucha gente, pero aquel encuentro lo recuerdo perfecto. El chico estaba sentado y llorando. Me comentó que era de Boca y le pregunté si él había escuchado las cosas que me gritaban a mí en las canchas. ‘A los mediocres no los insulta nadie, si fuera por las puteadas yo me tendría que matar. ¡Arriba ese ánimo! Ellos no van a llegar a ningún lado y vos vas a ser un campeón’, le dije. No tengo dudas de que vas a ser el número 1”.

“Esas palabras de Chilavert fueron cruciales -recuerda Gómez-. Al volver del viaje Juan Martín me dijo que pensaba dedicarse definitivamente al tenis y que quería ser el mejor.”

En esta Nota