miércoles 18 de mayo del 2022
Tenis

Nick Kyrgios recibió una pésima noticia a pesar de la victoria en el Masters de Miami

El tenista australiano se desquitó contra el número del siete del ranking ATP, Andrey Rublev, al vencerlo 6-3 y 6-0.

442
25-03-2022 20:17

En una jornada de altibajos, Nick Kyrgios disputó uno de los mejores partidos de su carrera al despachar a Andrey Rublev por 6-3 y 6-0 en 53 minutos de juego por el Masters de Miami, a pesar de haberse enterado de una pésima noticia por parte de una noticia desde la organización ATP.

El polémico tenista australiano brindó un show intenso, entretenido y fiel a su estilo al entregar su mejor juego frente al número siete del ranking ATP y llenó de euforia a los espectadores presentes con sus 10 aces que remarcaron la letalidad en su saque.

De todas formas, a pesar de haber clasificado a la ronda 32 en el torneo de Estados Unidos, Kyrgios fue sancionado por sus actitudes en la derrota ante Rafael Nadal en Indian Wells, específicamente por haber lanzado una raqueta de tenis que casi golpea a un ball boy y por gestos obscenos sobre el final del partido.

Si bien disputó el partido y la multa no fue deportiva, sí fue sancionado de manera económica con 20.000 por la primera infracción y 5.000 por la segunda, 25.000 en total, más de 22.754 euros. De esta manera, las autoridades apuntaron al bolsillo del nacido en Canberra.

Declaraciones luego de vencer a Rublev

A pesar de todo, el tenista que ocupa el ranking 102 luego de haber subido 30, se mostró reflexivo sobre su nivel actual luego de haber mostrado un excelente rendimiento ante el español y que lo logró traducir frente al ruso: "Puedo perder contra cualquiera en un día cualquiera y puedo vencer a cualquiera, esa ha sido la historia de mi carrera".

Sobre esta situación, aseveró: "¿Qué quieres que diga sobre ello? ¿Que era mi intención golpearle? No. ¿Lancé la raqueta cerca de él? Cayó a un metro de mi pie, rebotó y casi le golpea. Soy humano y las cosas a veces pasan así. Fue un rebote muy desafortunado y creo que si lo hubiera hecho un millón de veces tampoco le habría dado. ¿Qué más quieres que diga? Estaba a tres metros del niño".

En esta Nota