442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
18/03/2017

Colón tuvo su tiempo ante Unión y se llevó el clásico

El Sabalero se impuso en la cancha de Unión después de mucho tiempo. // Cedoc,

En el primer tiempo no pasó nada. En el segundo parcial, el Sabalero se despertó, se hizo dueño del juego y selló el 2-0 con los goles de Ortíz y Garnier. Videos.

Colón venció 2-0 a Unión como visitante en el Estadio 15 de Abril y se quedó con un clásico santafesino más intenso que bien jugado y que tuvo dos expulsados por cada lado.

Los goles fueron convertidos por Guillermo Ortiz y Yamil Garnier, a los 13 y 39 minutos del segundo tiempo.

Manuel De Iriondo y Lucas Algozino en el local, e Iván Torres y Nicolás Silva en la visita, fueron expulsados por el árbitro Patricio Loustau.

El clásico que paraliza la ciudad contó con un estadio colmado por más de 25 mil almas tatengues en las tribunas, esperanzadas por el buen momento del equipo dirigido por Juan Pablo Pumpido, que venía de igualar como visitante con River Plate.

Colón, por su parte, llegaba con muchas dudas después de un pálido empate en casa y ante Olimpo.

El derby tuvo un arranque de máxima paridad, con dos equipos que se estudiaban y que intentaban progresar lentamente sobre el terreno del adversario, aunque sin claridad a la hora de generar peligro sobre los arcos.

En el tramo final de un primer tiempo atrapante desde lo emotivo, pero muy pobre desde lo futbolístico, la igualdad en cero con que se fueron a vestuarios resultó lógica y justa para un clásico parejo y de final incierto.

El comienzo del segundo período mostró al local con mayor decisión y avanzando en el terreno tratando de meter al Sabalero contra el arco de Jorge Broun, pero sin ideas para inquietar a la última línea rojinegra.

Con el paso de los minutos, los dirigidos por Eduardo Domínguez lograron salir del asedio y llevaron desde las acciones originadas con la pelota detenida peligro al arco de Nereo Fernández.

A los 10 minutos, el que avisó fue Pablo Ledesma con un solitario cabezazo que se fue cerca y por encima del travesaño.

En la siguiente maniobra, la visita obtuvo la diferencia, nuevamente desde el balón parado. El envío desde la izquierda del paraguayo Iván Torres llegó al área y encontró la inesperada aparición de Ortiz, quien no dudó y abrió el marcador con un cabezazo cruzado.

Cuando parecía que la historia se inclinaba en favor de la visita, el árbitro Patricio Loustau le mostró la roja directa a Torres por un codazo sobre Manuel De Iriondo, dejando a los de Domínguez con uno menos de cara a la media hora final.

Sin embargo, la situación se equilibró rápidamente luego de que De Iriondo viera la segunda amarilla en una acción infantil que dejó a los dos equipos con diez jugadores.

Obligados por la gente y por las circunstancias, los de Pumpido salieron despedidos a buscar el empate, sumando gente en ofensiva ante un Colón que cedió terreno y pelota para esperar liquidarlo en la contraataque.

Unión dispuso del balón en zona ofensiva, pero siempre con la ausencia de ideas y estrategias para llevar real peligro al área sabalera.

A los 39, y nuevamente desde la pelota parada, la visita no desperdició su chance y liquidó el clásico.

Esa vez el centro fue de Pablo Ledesma y encontró la cabeza de Garnier, quien había entrado minutos antes y definió con precisión para establecer el 2-0 y asegurar el triunfo rojinegro.

En el tramo final solo hubo tiempo para las expulsiones de Algozino y Silva por mutua agresión y para alguna salvada de Broun ante la insistencia local.

Loustau marcó el final y desató el festejo del plantel de Colón, que cortó la racha y pudo volver a celebrar ante su clásico oponente tras cinco cotejos.

En un duelo parejo y de escaso nivel, el Sabalero justificó su triunfo a partir de la eficacia en el balón detenido, la llave para destrabar una nueva versión del Derby santafesino.

Fuente: DyN

Archivado en: , , , , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión