442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
02/02/2012

Fútbol

Con Román, casi no pudo con Ramón

Riquelme intenta dejar atrás a un rival en la noche salteña. /Télam

Tras ir perdiendo desde el final del primer tiempo, Boca igualó 1-1 con Santamarina y debió ir a penales para pasar a 16vos. de final de la Copa Argentina.

Boca sufrió demasiado esta noche en Salta para pasar a los 16vos. de final de la Copa Argentina, ya que, tras quedar en desventaja sobre el final del primer tiempo e igualar 1-1 al cabo de los 90 minutos, debió ir a los penales para superar con mucha angustia al modesto Ramón Santamarina de Tandil, que milita en el Argentino «A».

Goles de Martín Michel para los de Tandil y Facundo Roncaglia para los xeneizes, ambos de cabeza, obligaron a la definición por tiros desde los 12 pasos, en la que para Boca acertaron Juan Román Riquelme, Cristian Chávez, Pablo Ledesma y Rolando Schiavi. El remate de Leandro Somoza fue atajado por Daniel Bertoya.

Para el equipo que militan en el Argentina A, en tanto, convirtieron Cristián Zárate, Mauricio Ocaño y Hugo González. Agustín Orion tapó el envío de Leonardo Acosta y el tiro de Juan Bautista Gáspari rebotó en un poste, cuando por ser el último de la serie debía entrar para que comenzara una nueva tanda de ejecuciones.

Los tandilenses salieron desde el primer minuto de juego a presionar bien arriba y disputar cada pelota como si estuvieran jugando un partido del Argentino A y enfrente no estuviera el campeón del fútbol argentino.

Apenas transcurridos 60 segundos, Michel recibió un centro de la derecha dentro del área chica y su remate salió levemente desviado. Cinco minutos más tarde, Acosta se encontró con el balón sólo frente a Orion y su fuerte disparo fue tapado parcialmente por el arquero. Del rebote, un envío desde fuera del área fue rechazado con angustia en la misma linea del arco por Schiavi.

La sorpresa y el asombro paralizaron a las 20 mil personas que colmaron el Estadio Padre Ernesto Martearena para alentar a Boca, y estremecieron al puñado de hinchas de Santamarina. Boca recién se arrimó al arco tandilense a los 9 con un disparo desde fuera del área de Walter Erviti.

El Xeneize pretendía crear juego por izquierda con las corridas de Clemente Rodríguez y el enlace con Riquelme. Pero el 10 se mostró falto de dinámica y además fue bien marcado de cerca por Acosta. De esa manera, Nicolás Blandi y Darío Cvitanich tuvieron pocas oportunidades de acercarse al arco de Bertoya.

Luego de un largo rato en que los tandilenses parecieron sentir el esfuezo físico de los primeros minutos y el partido se emparejó, sin situaciones claras frente a los arcos, la máxima sorpresa llegó al final de la etapa, cuando Schiavi fue superado por un centro llovido que partió desde la derecha y el 9 de Santamarina conectó de cabeza para poner el 1-0.

En la segunda etapa, el campeón salió decidido a ponerle al cotejo un resultado más acorde con la lógica y a los aurinegros les costó demasiado salir de posiciones defensivas. El conjunto xeneize presionó a los tandilenses y los complicó.

En una escena de ataque profundo, Cvitanich resolvió con eficacia, pero la conquista fue invalidada por una posición levemente adelantada de Erviti al recibir el centro que tocó atrás para que el delantero definiera.

Santamarina respondió con una réplica aislada en la que Michel quedó en una ubicación frontal e inmejorable frente a Orion, pero la acción fue interrumpida por el árbitro mediante la sanción de un inexistente offside del atacante.

A los 18 la levantada de Boca al menos alcanzó para recibir el alivio del empate, cuando Riquelme ejecutó un tiro libre con maestría y Roncaglia conectó de cabeza para introducir la pelota junto a un palo.

Mientras Boca insistía en su ofensiva, al árbitro Germán Delfino se le pasó por alto una infracción dentro del área aurinegra que sufrió Blandi, a quien lo empujaron cuando iba a cabecear. Boca fue persistente en cuanto a su voluntad ofensiva, pero Santamarina resistió con tenacidad y asi se arribó al desempate por vía de los penales.

La emoción entonces se extendió hasta que el disparo de Gáspari pegó en el poste derecho de Orion. Y así, angustiosamente, los de Falcioni pasaron a la próxima ronda, en la que se medirán con Central Córdoba de Rosario.

Archivado en: , , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión