442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
12/10/2017

Jorge Sampaoli anticipó la debacle de Chile

Jorge Sampaoli dirigió en Brasil 2014 y un año después le dio a Chile el primer título de su historia. // AFP

El exentrenador de la Roja ya vislumbraba hacia finales de 2015 que necesitaban un recambio profundo para llegar al Mundial. Una historia de excesos e indisciplinas.

Si hay algo que distingue a un buen director técnico entre tantas otras cosas es su olfato e intuición para anticiparse a los hechos y Jorge Sampaoli parece tener ese don ya que en su mejor momento como entrenador y justo cuando Chile conoció la gloria al obtener la primera Copa América de su historia, olía que algo andaba mal y hasta se animó a decir que si no se producía un recambio profundo podía quedarse afuera del Mundial de Rusia, lo que finalmente terminó sucediendo.

Hacia fines de 2015, meses después de consagrarse campeón de América, el casildense organizó una reunión con cinco periodistas chilenos para conversar sobre el presente y el futuro de la Roja, y en un contexto de plena confianza en una charla en off, les contó lo complicado que era manejar un vestuario con tantas indisciplinas.

“En esta reunión nos contó su deseo de trabajar con gente joven en la Selección una o dos veces por semana para ir reformulando el equipo porque así no iba a clasificar al Mundial“, explicó Milton Millas, uno de los periodistas que participaron de la charla.

Pero lo más llamativo fue el motivo por el que Sampaoli pensaba trabajar con gente joven cuando sin lugar a dudas los campeones de América son seguramente la mejor generación de futbolistas que ha dado el fútbol chileno: “Hay jugadores que ya no dan el tono. A Vargas cada vez que lo veo llegar a Chile está peor que antes, Mati Fernández ya no da para jugar al nivel que quiero que juegue la Selección, Pinilla sólo piensa en las fiestas cuando lo nomino. Ninguno de ellos está para enfrentar una eliminatoria como la que tenemos por delante”, explicaba Sampaoli pese a que Chile había comenzado con buen pie la clasificatoria al Mundial con triunfos sobre Brasil y Perú.

“Contó el episodio del whisky en el avión luego del triunfo ante Perú. Sampaoli le dijo ‘Arturo, ya vamos a llegar a Chile, este no es el momento’. Había una persona, no sé su nombre, creo que era el chofer. A él le quitaron la botella y se la tomaron igual. Más tarde, después del partido con Uruguay, Claudio Bravo preguntó porqué no estaba este tipo y Sampaoli le respondió: ‘Lo tuve que echar. Ustedes lo echaron”, cuenta Romai Ugarte, otro de los periodistas presentes.

“De Alexis Sánchez dijo que era totalmente diferente, que bajaba a tomar el desayuno y se sentaba en un lugar lejos del resto, andaba en su mundo. También contó que había jugadores que no sentían la camiseta. Habló de Eduardo Vargas y Mauricio Isla, que estaban descendiendo con el Queens Park Rangers y parecía darles lo mismo”, amplió Ugarte.

“Si seguimos así, sin hacer nada, y no realizamos cambios profundos, es difícil que Chile llegue al Mundial de Rusia”, dijo Sampaoli y no se equivocó.

Archivado en: , , , , , , , , , , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión