442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
29/03/2018

Los campeones del mundo se reencontraron con la copa

Reconocimiento para los campeones de 1978 y 1986. //Facundo Iglesias

Integrantes de los seleccionados de 1978 y 1986 volvieron a levantar el trofeo que los llevó a la gloria con un deseo unánime de alcanzar la tercera estrella en Rusia. Video y fotos.

A menos de tres meses del inicio del Mundial, la Copa del Mundo está en Buenos Aires e integrantes de los seleccionados campeones en 1978 y 1986, tuvieron la posibilidad de volver a tenerla cerca, de agarrarla y besarla como merecido reconocimiento y volver a sentirse parte de la historia más grande del fútbol argentino.

En un evento conducido por Germán Paoloski y organizado en el predio de Ezeiza por Coca Cola, que lleva la Copa del Mundo por 51 países hasta aterrizar en Rusia, el trofeo tuvo su escala en Argentina donde visitó Tilcara, Tucumán y Berazategui, y continuará su curso en la Ciudad de Buenos Aires y en Rosario antes de seguir su camino hacia otras latitudes.

Visiblemente emocionados, futbolistas de la talla de Mario Kempes, Jorge Burruchaga, Daniel Bertoni, Ubaldo Fillol, José Luis Brown, Sergio Batista, Nery Pumpido, Héctor Enrique, Alberto Tarantini, Julio Olarticoechea, Julio Ricardo Villa, Oscar Garré, Carlos Tapia y Ricardo Giusti agradecieron el reconocimiento y el lugar que los hinchas y la actual dirigencia de AFA encabezada por Chiqui Tapia  les brindan.

“Hay dos estrellas en la camiseta y esperamos, como todos deseamos, esa tercera que venga lo más pronto posible“, deseó el Matador Kempes, la gran figura que tuvo el equipo de Menotti campeón en 1978.

También hubo tiempo para que el Negro Enrique haga su ya clásico pero siempre efectivo chiste del pase que le dio a Maradona en el gol a los ingleses y se recordó a René Houseman y Rubén Galván, dos campeones que fallecieron recientemente.

“Muy emocionado de poder estar presente. He crecido con estas generaciones, esa levantada de copa de Diego Armando Maradona me marcó muchísimo. Encontrarme 12 años después en el Mundial 98 levantando este mismo trofeo fue motivo de mucho orgullo. Es el título más preciado para cualquier jugador”, comentó David Trezeguet, otro invitado de lujo campeón con Francia hace 20 años.

“Nunca estuvimos los dos juntos con la copa en el medio”, comentó feliz Fillol al lado de Pumpido, los dos arqueros campeones del mundo. Sobre el final del evento, cada uno de los exfutbolistas dijo unas palabras con un mensaje unánime de optimismo de cara al Mundial de Rusia.

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Opinión