442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
26/04/2018

Almeyda y Chivas estarán en el Mundial de Clubes

Matías Almeyda levanta el trofeo de la Liga de Campeones de la Concacaf, conseguido con las Chivas. / AP

El equipo mexicano, dirigido tácticamente por el argentino, se consagró campeón de la ‘Concachampions’ y jugará el torneo de fin de año en Emiratos Árabes.

Las Chivas de Guadalajara, dirigidas por Matías Almeyda, se consagraron campeones de la Liga de Campeones de Concacaf por primera vez en 56 años tras vencer por penales (4-2) al Toronto FC en el estadio Jalisco.

En la definición desde los 11 metros, Oswaldo Alanís, José Godínez, Alan Pulido y Ángel Zaldívar anotaron para los locales. Entre los canadienses, Jonathan Osorio –al poste– y el capitán Michael Bradley fallaron sus respectivos tiros.

El equipo mexicano, el más ganador y popular del país, obtuvo también su boleto para el Mundial de Clubes, donde se encontrará con los campeones de los restantes continentes en diciembre en los Emiratos Árabes.

Chivas se había puesto en ventaja en el partido regular gracias a Orbelín Pineda  (19′), pero los de Toronto igualaron primero a través de Jozy Altidore (25′) y se pusieron en ventaja con el italiano Sebastian Giovinco justo antes del descanso (44′).

Almeyda realizó un cambio defensivo –Carlos Salcido por Godínez–para dejar libre a Michael Pérez, que se dedicó a marcar de manera personal a Giovinco, lo que benefició a las Chivas.

Chivas se encontró en el inicio del partido con un contragolpe manejado por Rodolfo Pizarro, que Pineda definió con clase, picando la pelota, para el primer gol de la noche.

Todo parecía beneficiar a los de Almeyda, que dominaban incluso la posesión de la pelota, pero los canadienses se adelantaron en el campo y, a la salida de un córner y tras varios rebotes, Altidore empató el encuentro.

Todavía con ventaja en el marcador global, el conjunto local pecó de conservador y Giovinco, que había sido amonestado por protestar en la jugada anterior, se encontró a las puertas del arco rival y sin marca por primera vez en la serie. El italiano no falló y, antes del entretiempo, Toronto puso el 3-3 en el resultado general.

Para el complemento, con el ingreso de Godínez, Chivas ganó presencia en el área contraria, con un disparo en el palo y varias llegadas peligrosas, incluido un mano a mano desperdiciado por López.

En la última jugada del partido, Marco Delgado silenció el estadio, pero se perdió el gol del campeonato, al mandar por encima de arco su tiro tras un gran centro de Giovinco.

Así llegaron los penales, donde Chivas tuvo más eficacia y celebró el título.

Fuente: DPA

Archivado en: , , , , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión