442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
13/06/2018

Cuál es el trasfondo de la destitución de Lopetegui

Julen Lopetegui fue destituido a dos días de que España debute en el Mundial de Rusia. / AP

Al ser despedido, el Real Madrid se ahorró los dos millones de euros que debía pagar de rescisión a la Federación Española. ¿Qué opinan los referentes del plantel?.

La sorpresiva salida de Julen Lopetegui como técnico por su nuevo vínculo con el Real Madrid dejaron atónitos a todos en España. El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, se vio obligado a tomar luego del anuncio del Merengue, que increíblemente se vio beneficiado porque el DT fue echado.

El contrato que mantenía la RFEF con el entrenador, que habían renovado hace un mes hasta 2020, tenía una cláusula de rescisión de dos millones de euros. Pero como Lopetegui fue despedido y quedó “libre”, la institución que comanda Florentino Pérez se ahorró ese dinero.

“Venimos de una situación económica que no hace falta que diga cuál es y estamos haciendo un gran trabajo a nivel patrocinio otras entidades que harán que la RFEF tengan 20 millones más de lo presupuestado, pero créanme que ante una situación tan complicada una cantidad de dos millones de euros pasa a un segundo o tercer plano. Hay otras cuestiones o valores que tenemos que transmitir y en ese sentido hemos actuado en conciencia y con toda la responsabilidad”, señaló Rubiales.

Lopetegui viajará en las próximas horas de regreso a España, donde se espera que comparezca para dar explicaciones después de no querer hacerlo en Krasnodar.

Del anuncio al Madrid a la destitución. La noticia de que Julen Lopetegui era ya entrenador del Real Madrid cogió a casi todo el mundo por sorpresa. Luis Rubiales tuvo que cancelar su presencia en el Congreso de la FIFA y regresar de urgencia a Krasnodar. Su cara en el vuelo de vuelta a la ciudad en la que está alojada la selección española lo decía todo, como su primer mensaje al aterrizar: “Actuaremos de manera responsable”.

Las conversaciones en triángulo entre el presidente de la RFEF, Fernando Hierro y Lopetegui atrajeron las miradas de todos los que no estaban en sus habitaciones. Y eran muchos. El presidente era una fiera herida que tenía entre ceja y ceja la destitución del seleccionador, el desenlace final que nadie evitó.

Por su parte, según El País, Rubiales asegura a sus colaboradores que el martes por la tarde, estando en Moscú, recibió una llamada de Florentino Pérez, el presidente del Madrid, para anunciarle que publicaría el fichaje de Lopetegui en la web del club. Rubiales le pidió que retrasara el anuncio o dinamitaría la preparación del equipo en el torneo más importante que existe. La web del Madrid publicó la contratación tres minutos después.

“Cuando intenté pararlo me enteré de que ya estaban contándoselo a los jugadores”, dijo Rubiales. El mandatario llamó a la residencia de Krasnodar en el momento en el que el seleccionador estaba reunido con la plantilla informándoles de su fichaje por el Madrid. “Aquí nadie puede estar fuera de las reglas del equipo; aquí no estamos para guardar las apariencias sino para defender los valores de la selección”.

“El Madrid busca un entrenador, y es lícito que busque lo mejor para sus intereses”, ponderó el presidente. “Dios me libre de opinar sobre la forma de actuar el Madrid. Pero la federación tiene una obligación, el seleccionador es trabajador de la federación, y quien le haya llevado las negociaciones se ha equivocado. Porque estoy seguro que si hubiera dependido de él, no se habrían hecho las cosas así. ¡No se pueden hacer las cosas de forma que yo me entere cinco minutos antes! La RFEF no puede permanecer al margen de la negociación de uno de sus responsables con otra entidad y enterarnos cinco minutos antes. Nos vimos obligados a actuar porque lo que ocurría no se puede pasar por alto. Esto puede parecer un momento de debilidad pero estamos defendiendo nuestros valores y con el tiempo nos hará más fuertes”, publicó el País.

Los jugadores. Pero faltaba una pata en esa mesa, la que formaban los jugadores. Y ese era un factor que parecía decisivo, aunque las posturas aún no están claras sobre el asunto y hay dos versiones sobre los hechos. Según publicó el diario Marca, los capitanes (Ramos, Iniesta, Silva y pesos pesados como Piqué, Busquets o Reina) expusieron a Rubiales que no era momento de explosiones por el orgullo herido, que han venido a Rusia jugar una competición que es cada cuatro años y que puede ser la última opción para muchos de ellos de ganar un Mundial.

En cambio, según publicó El Paíssólo Ramos, al frente del grupo de los madridistas, pretendió mantener a Lopetegui en el puesto. El resto convenció a Rubiales de que su autoridad, y su dignidad como presidente, no podía comprometerse para salvaguardar los interés de la minoría representada por Ramos.

Incluso, según El País, a las 17.45, en un intento por frenar la ira de los futbolistas ajenos al asunto, y en previsión de que podrían sentir que el líder de la expedición abandonaba la empresa, Lopetegui convocó una reunión con la plantilla. Allí el seleccionador anunció que había fichado por el Real Madrid. La indignación y la perplejidad se mezclaron entre la mayoría. Sergio Ramos, capitán de la selección, fue el mayor valedor de la posición del técnico. Los recelos fueron evidentes entre los jugadores que no pertenecen al Madrid.

Fuente: Marca y El País

Archivado en: , , , , , , , , , , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión