442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
16/06/2018

Las claves del decepcionante debut de Argentina

Lionel Messi y un debut muy lejos del que seguramente soñaba. //AFP

La Selección mereció ganar pero regaló el primer tiempo, mostró carencias defensivas y Messi no tuvo compañía. ¿Será Pavón la solución para el futuro? Videos.

Argentina debutó en el Mundial con un pálido empate ante Islandia, que volvió a desnudar las falencias de un equipo que llegó al Mundial con dudas y, sin demasiado tiempo de trabajo ni partidos para consolidar la idea de Jorge Sampaoli, decepcionó en su presentación ante un rival que se dedicó a defender y complicó en el primer tiempos con contraataques que dejaron en evidencia la endeblez defensiva del seleccionado nacional.

No supo jugar con el resultado. Pese al cerrojo defensivo que propuso Islandia, Argentina logró lo más difícil ante ese tipo de planteos, ponerse en ventaja gracias a un golazo de Agüero. Sin embargo, lejos de serenarse, mover la pelota y hacer salir al rival, Argentina se durmió en defensa, Islandia lo aprovechó y tan sólo cuatro minutos después del gol del Kun, Islandia restableció la paridad y la historia volvía a comenzar.

El genio no pudo frotar la lámpara. El fútbol es un deporte colectivo pero muchas veces una genialidad individual puede cambiar la historia como demostró Cristiano Ronaldo con su histórico triplete ante España un día antes. Aunque a Lionel Messi también le faltó compañía, para él el estreno mundialista fue totalmente opuesto al del portugués, y más allá de intentar en todo momento no logró convertir ni siquiera de penal.

La falta de un socio. El doble cinco conformado por Biglia y Mascherano, lejos de aportar soluciones no sumó en ataque ni en defensa porque Messi no tuvo compañía en la creación y defensivamente la Selección sufrió mucho en el primer tiempo con los contraataques rápidos de Islandia. Casualidad o no, lo mejor del equipo se vio cuando Sampaoli lo desarmó y puso una formación más agresiva.

Por afuera tampoco. La apuesta por Eduardo Salvio como lateral derecho tampoco fue solución por las bandas ya que no fueron muchas las veces que el jugador surgido en Lanús pudo llegar hasta el fondo. Por el otro sector, ni Tagliafico ni Di María pudieron generar peligro ante un rival que puso sus once jugadores dentro de su propio área. En ese sentido, el ingreso de Cristian Pavón mostró una cara distinta con su atrevimiento y una jugada polémica que pudo haber terminado en penal.

¿Y ahora, quién podrá defendernos? Pese a que Islandia no generó mucho en ataque, se las ingenió para poner en aprietos a una defensa argentina que no ofreció garantías y un arquero que no mostró seguridad, sobre todo durante la primera etapa. Ya en el segundo tiempo, un poco por cansancio y otro poco porque Argentina ajustó las marcas y la presión. los vikingos no pudieron pasar mitad de cancha.

Archivado en: , , , , , , , , , , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión