442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
10/11/2018

Boca-River: de las pantallas a la cabeza

En varios momentos el choque en la Bombonera fue áspero./ FOTO: PIEMONTE

Un especialista analiza las menciones del Superclásico en las redes sociales. Mientras que un psicólogo indaga en las presiones y motivaciones de los futbolistas.

#River gana el clásico de las redes.

A horas del partido de ida por la Superfinal de la Copa Libertadores entre Boca y River, los hinchas del millonario vienen marcando la diferencia sobre los simpatizantes del xeneize. De acuerdo con el análisis de las charlas en plataformas digitales sobre la gran final realizado por Scidata, bajo el hashtag #CopaLibertadores,  las menciones de #River sumaron 17.023 desde el 21 de octubre hasta el 8 de noviembre, con 7.803 en Twitter, 2.999 en Instagram y 2.607 en Facebook.

En el mismo período, las menciones del término #Boca alcanzaron los 16.105, con 7.393 menciones en Twitter, 2.949 en Instagram y 2.442 en Facebook.

En este primer análisis, la hinchada millonaria gana con lo justo. Sin embargo, al analizar las menciones directas de apoyo tanto a un equipo como a otro, River saca una ventaja más amplia.

Los números de Scidata revelan que los respaldos abiertos mediante hashtags como #VamosRiver, #ElMasGrande y #DaleRiver sumaron 2.584 referencias directas de respaldo en la web, redes sociales, portales de noticias, foros de opinión y blogs, desde el 28 de octubre al 8 de noviembre.

Por el lado de Boca, en el mismo período de análisis, los hashtags #VamosBoca, #La12 y #LaMitadMasUno sumaron 1.295 menciones, es decir, menos de la mitad que los apoyos al equipo de Marcelo Gallardo.

Más allá de la pasión por uno u otro equipo, queda claro que el Superclásico por la Copa Libertadores tiene una gran ganadora por anticipado: la Conmebol.

Al repasar la dinámica de charla en plataformas digitales desde las semifinales del certamen hasta las horas previas al inicio del partido de ida de la final, se observa un salto marcado en el interés por todo lo relacionado a la Copa Liberadores más allá de Boca y River.

Si bien el diálogo digital venía parejo entre los tres términos hasta el 28 de octubre, ya en la previa del partido de vuelta de las semifinales entre Gremio y River y una vez consumada la clasificación de Boca a la final el 31 de octubre, el campeonato se llevó todo el interés de las hinchadas.

Desde ese momento, las menciones por el certamen pasaron de un promedio de 250 citas diarias a 1.560 el día 29 de octubre, 3.501 el 30, y 4.549 el 31 del mismo mes, día en el que quedaba confirmada la superfinal de la Libertadores entre Boca y River.

Regionalmente, el país con mayor interés por la Copa Libertadores es Argentina, seguida por Colombia, Ecuador, México, Chile, Uruguay, Perú, Paraguay y recién luego aparece Brasil, el país con más población de Sudamérica y que aportó dos de los semifinalistas en esta Copa, Palmeiras y Gremio, ambos eliminados por los equipos argentinos.

* Diego Corbalán. Periodista junto al equipo Scidata.


Como afecta el éstres a los jugadores

El control del estrés por parte de futbolistas profesionales es imprescindible para afrontar presiones, ansiedades, sobreponerse a errores de manera rápida, tolerar la incertidumbre y mantener la motivación, el entusiasmo, la concentración y tomar decisiones que optimicen el rendimiento en situaciones como las que se vivirán hoy en la Bombonera, o el sábado 24 en el Monumental.

Los acontecimientos que generan el estrés son los factores de estrés. Pueden ser desde jugar sin hinchada o sin entrenador hasta la posibilidad de tener el penal que podría ganar el partido. El estrés también puede ser una respuesta de anticipación a un hecho posible, incierto, fortuito.

Los futbolistas de alto nivel pueden convertir el estrés en un desafío positivo. La autoconfianza y el control de la ansiedad son habilidades que fortalecen la resiliencia, que es la capacidad de tolerar situaciones de estrés y salir fortalecido. Por el contrario, la elevada ansiedad puede generar un desequilibrio entre las exigencias y las capacidades técnico-tácticas, psicológicas e interpersonales afectando la vulnerabilidad del futbolista, reduciendo el rendimiento deportivo, generando apatía, desconcentración, impulsividad y pérdida de la autoconfianza.

¿Cómo podemos imaginarnos a jugadores de fútbol profesionales en los momentos previos al partido más importante de sus carreras?, ¿cuál sería la situación al realizar alguna respuesta de estrés?

Para un futbolista es trascendental contar con el apoyo del entrenador, directivos, compañeros, los simpatizantes y de los periodistas, ya que todos ellos pueden reducir el impacto del estrés ayudando al deportista a controlar los momentos más difíciles. Es relevante conservar la dinámica grupal que permita favorecer relaciones humanas adecuadas y aislar al jugador de las presiones del medio. También es importante generar espacios de relajación y placer, como el humor, que permitan la distensión grupal.

También es importante la comunicación entre entrenador y jugadores. Va a facilitar la confianza, la motivación, la transmisión de objetivos, el respeto y el trabajo en equipo, que van a permitir afrontar activamente, optimizando los recursos, el desafío deportivo.

Por lo tanto, el estrés positivo se fundamenta en el desafío de participar de un acontecimiento único, como es la final de la Libertadores. Este estrés energiza al futbolista, lo provee de sal de la vida –como decía Selye, quien desarrolló la famosa teoría acerca de la influencia del estrés– para cualquier tarea que quiera realizar. Todos los esfuerzos deben apuntar a mejorar la autoconfianza del futbolista, así como el control del estrés, que le permita un alto rendimiento deportivo.

*Pedro Papaleo * Profesor de Psicología en UADE. Médico psiquiatra. Psicólogo clínico.

Archivado en: , , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión