442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
02/05/2019

Boca ganó en los penales y gritó campeón en Mendoza

Boca campeón de la Supercopa Argentina. //Fotobaires

El Xeneize y Rosario Central igualaron sin goles en los 90 minutos. Andrada se puso el traje de héroe en la definición e Izquierdoz marcó el 6-5 que le dio el primer título de la era Alfaro.

Boca se consagró campeón de la Supercopa Argentina 2018 tras derrotar por 6 a 5 en la definición por penales a Rosario Central, luego de terminar 0-0 los noventa minutos reglamentarios, en un partido disputado en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza.

En una serie definitoria muy pareja y con efectividad, los equipos tuvieron que ir a la ronda de un penal por bando y allí el arquero “Xeneize” Esteban Andrada desvió el remate de Fabián Rinaudo, mientras que Carlos Izquierdoz marcó el suyo para darle el título al conjunto de La Ribera.

En la serie regular de cinco habían convertido Darío Benedetto, Carlos Tevez, Cristian Pavón, Sebastián Villa y Julio Buffarini para Boca, y Néstor Ortigoza, Leonardo Gil, Alfonso Parot, Fernando Zampedri y Matías Caruzzo para Central.

Es la primera estrella de la era de Gustavo Alfaro y el título número 68 de la historia del “Xeneize”, que le sacó cuatro a su archirrival River, que lo había vencido en la definición de este torneo la temporada pasada.

Ante un estadio “Malvinas Argentinas” abarrotado de hinchas de Boca, principalmente, y de Central en menor medida, el campeón de Superliga 2017/18 tuvo que sufrir en los penales cuando el termómetro de merecimiento lo había tenido de su lado en los 90 minutos reglamentarios.

Palos y polémica. Diego Cocca no escondió su intención y plantó una línea bien marcada de cinco defensores, incluso por momentos jugó de igual a igual, pero cuando tuvo que resistir lo hizo.

Solo la velocidad de Maximiliano Lovera le permitía hacer algo “distinto” en ofensiva por su velocidad y gambeta.

Pero Boca se adaptó bien y dominó las acciones de entrada, con un Villa rápido para desbordar y buscando siempre habilitar a Benedetto o Zárate.

Cada vez que el “Xeneize” se lo proponía, parecía poder hacer daño sobre el arco de Ledesma, que evitó con lo justo que la pelota le llegue a Benedetto en un remate cruzado del colombiano Villa.

A los 34 minutos fue el “Pipa” quien metió un pase en profundidad para Villa, y ante la salida apresurada de Ledesma la pelota rebotó en el colombiano y se fue rozando el palo.

Central se fue mejor al entretiempo, porque en la última de la etapa inicial estuvo cerca de convertir, tras un despeje apresurado de Andrada que rebotó en la cara de Izquierdoz, pero ningún jugador “Canalla” pudo aprovechar esa ocasión.

Boca necesitaba de un desequilibrio individual para romper la monotonía que proponía Central, porque su imprecisión en la construcción no le permitía tener profundidad.

En el tramo final, el “Xeneize” aceleró con más empuje que ideas y, en una combinación entre Zárate y Nández, el uruguayo no pudo definir bien.

La polémica llegó a siete del final, cuando un remate de media distancia de Pavón pegó en el travesaño, pareció picar del otro lado de la línea -jugada plena de VAR-, después le pegó Benedetto y una vez más el balón fue devuelto por el palo izquierdo de Ledesma.

Boca hizo méritos para ganarlo en el tiempo reglamentario, pero no lo pudo hacer y necesito de una dramática y certera definición por penales.

Andrada fue el héroe al desviar el tiro de Rinaudo e Izquierdoz lo liquidó para hacer delirar a todo el plantel, cuerpo técnico e hinchas.

Fuente: NA

IP

Archivado en: , , , , , , , , , , ,
Clubes:

 

 

Opinión