442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
14/05/2019

Un futbolista salió del closet y marca el camino

Andy Brennan hizo pública su homosexualidad y puso en agenda un tema que prefiere evitarse en el ambiente del fútbol. //Instagram

El australiano Andy Brennan hizo pública su homosexualidad y puso en agenda un tema tabú. ¿Será el punto de partida para romper con los prejuicios?

La homosexualidad sigue siendo un tema inabordable en el ámbito futbolístico. Y no solo en la Argentina. El año pasado, por ejemplo, el francés Olivier Giroud, delantero del Arsenal, afirmó en Le Figaro que sería “imposible” que los futbolistas se declaren gays. Sin embargo, ayer ocurrió eso que se podría definir como un milagro: Jets Andy Brennan, ex jugador del Newcastle, reveló su homosexualidad. Es, según la liga australiana, el primer jugador de esa nacionalidad en asumir su elección sexual.

Brennan tiene 26 años y actualmente juega en el Green Gully Cavaliers, de la segunda división de su país. “Me ha llevado muchos años para sentirme cómodo y decir que soy gay”, publicó en su cuenta en Instagram. Y agregó que cuando asumió públicamente su elección sexual su entorno lo bancó: “Tenía miedo de que afectara a mis amistades, a mis compañeros de equipo y a mi familia. Pero el apoyo de la gente que me rodea ha sido grande y me ha ayudado a dar el paso final“, añadió.

La semana pasada el Monito Vargas encaró el tema en una entrevista que le hicieron para TyCSports. “¿Cuántos jugadores somos en el fútbol argentino? 30 por plantel, a 26 equipos en Primera División nada más, te da una suma alta de jugadores. ¿Vos decís que no va haber uno que sea homosexual? Esa persona está sufriendo, porque el chiste está todo el tiempo”, aseguró la figura de Vélez. Y ensayó un mea culpa: “Muchas veces yo mismo hago chistes, pero después me doy cuenta que no está bien, porque estoy ofendiendo a una persona que tiene una elección sexual diferente”.

Juan Cruz Komar, defensor de Talleres, también se encargó de dejar en claro su postura: “Hay un desprecio, un uso muy despectivo del lenguaje en contra de la homosexualidad. La clave está en modificar esa lógica de pensamiento tanto con los cánticos en la tribuna como en un plantel, porque eso hace que se naturalice el desprecio y la visión negativa de cuestiones que son normales“. Tal vez llegó el momento de que, a tono con el resto de la sociedad, el mundo del fútbol también abra la cabeza e incorpore las diferentes elecciones sexuales.

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Opinión