442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
08/07/2019

Dani Alves, el «boludo» que no se cansa de ganar títulos

Dani Alves, capitán y figura de Brasil campeón de América. //AFP

Con ese insulto, lo descalificó una vez Diego Maradona. Sin embargo, el brasileño de 36 años fue figura y es el futbolista con más campeonatos en la historia.

El lateral Dani Alves tiene 36 años, cuatro menos que los títulos que, desde este domingo, posee en sus vitrinas. Al ganar la final de la Copa América-2019 en casa, se consolidó como el jugador con más galardones en la historia del fútbol.

Dani Alves, un rápido carrilero de mirada penetrante y capitán del equipo, fue crucial en la confección de jugadas en la final de la Copa América. No solo participa, organiza, direcciona, ordena. Fue el pensamiento guía en el 3-1 contra Perú en el Maracaná.

Lee también: Maradona le respondió a Dani Alves: “Es un boludo”

«Hemos construido algo juntos», dijo tras levantar la copa en el mítico templo del fútbol brasileño. Admitió que ganar el torneo no fue sencillo, sobre todo tras un inicio de campeonato en el que el equipo recibió críticas por su mal juego.

«No quiero quedar marcado por levantar el título pero sí por conquistarlo. Ese es nuestro principal objetivo, sabiendo que tenemos que tener respeto tenemos que tener mucho cuidado con esa decisión», comentó en la previa de la final.

Evolucionó junto con el equipo. Tuvo un desempeño clave en fase de grupos cuando los locales vencieron a los incas 5-0.

Lee también: El gesto de Dani Alves que recorre el mundo

Y el 2 de julio en una noche que será recordada por años, fabricó el primer gol de Brasil contra Argentina con un sombrero de maestro en el medio del campo, un quiebre y una asistencia con el empeine a Firmino, que se lo puso en bandeja a Gabriel Jesús.

‘Su’ jugada abrió las puertas del pase a la enésima final de Brasil. Y de su meteórica carrera.

Fue durante el desarrollo del torneo que anunció que dejaba el París St. Germain, un ciclo más en su vida, de «victoria y aprendizaje», dijo.

Así que ahora está sin club, y la prensa brasileña especula estos días con los clubes europeos que, en el mercado de verano boreal, pueden apostar por su juego y su experiencia. O porque vean en él a un talismán para lograr títulos.

En su carrera con los cinco clubes con los que ha jugado y con la Canarinha suma 40 títulos, lo que lo convierte en el jugador más laureado de la historia.

Teniendo en cuenta que Alves debutó como profesional hace 18 años en el Bahía, lleva una media de más de dos títulos por temporada.

– «Una carrera muy inspiradora» –

La mayoría de esos títulos (23, entre ellos tres Champions League y seis ligas), los logró en los ochos años que estuvo en el Barcelona (2008-2016), el punto álgido de su carrera, junto a Messi y Neymar, entre otros.

Con el París Saint-Germain ganó cinco títulos, entre ellos dos ligas y una Copa de Francia. Y antes, en el año que estuvo en la Juventus, ganó el Scudetto y la Copa de Italia. Y perdió la final de la Liga de Campeones con el Real Madrid.

«Ni en mis mejores sueños imaginé llegar donde llegué. Vengo de la pobreza, de una realidad que viven muchas otras personas en el mundo (…). Cuando salí de casa a los 15 años, mi objetivo no era conquistar tantas cosas, sino volver a casa y que mis padres sintieran orgullo de mí«, dijo hace meses en una entrevista con Fox Sports.

Lee también: Dani Alves, el futbolista más ganador de la historia

Nacido en el nordeste, en el pobre estado de Bahía -de ahí su sobrenombre de ‘Vampiro Baiano’-, Dani Alves jugó en las categorías inferiores del Bahía, donde debutó como profesional en 2001, pero al año siguiente fue cedido al Sevilla, donde explotó como jugador y consiguió cinco títulos (entre ellos dos Copas de la UEFA).

Desde 2006, es internacional absoluto con la Canarinha: ha jugado 114 partidos y ha ganado cuatro títulos las Copas América en 2007 y 2019 y dos Copas Confederaciones, en 2009 y 2013.

«Gracias a Dios llevo una carrera muy inspiradora, pero si detrás de eso no hay un legado no sirve de nada. Va a alimentar mi ego y va a ser vacío», dijo a Fox Sports. «Mi objetivo es que eso inspire a los jóvenes, a los pequeños soñadores, a intentarlo, a no desistir».

Fuente: AFP

IP

Archivado en: , , , , , , , , ,
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión