442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
24/10/2019

El archivo lo condena: ¿Qué decía Alfaro en su asunción?

Gustavo Alfaro, el día que fue presentado como nuevo DT de Boca. //Fotobaires

Cuando el entrenador llegó a Boca, declaró lo que los hinchas querían escuchar. Diez meses después, acomodó su discurso tras la eliminación ante River. Video.

La conferencia de prensa de Gustavo Alfaro posterior a la eliminación a manos de River dejó mucha tela para cortar entre el análisis del partido, las críticas al VAR y al arbitraje y la enigmática frase sobre su futuro en Boca pero también demostró un notorio cambio de discurso del entrenador entre lo que decía en su llegada al club y la actualidad.

Lee también: Boca: la frase de Alfaro que sonó a despedida

«Mi análisis no lo hago por dos resultados. Yo miro para atrás. Nosotros estamos punteros en el campeonato, arranqué con el equipo sexto y terminamos terceros, llegamos a la final de la Copa Superliga, ganamos la Supercopa Argentina, obviamente queríamos jugar la final, pero yo no tengo reproches no haría nada distinto a lo que hice desde el 3 de enero para acá», declaró Alfaro el martes pero cuando asumió ya sabía que el mundo Boca era así.

A principio de año, emocionado por su llegada a Boca decía lo que los hinchas querían escuchar: «Sabemos que la vara está muy alta. Boca está obligado a ganar todo lo que juegue. Tenemos desafíos muy fuertes y muy grandes por delante. Boca no tiene purgatorio, es cielo o infierno. Es ganar y salir campeón, esa es la meta. Presiones, obligaciones, responsabilidades las tenés todas. El nivel de exigencia es alto pero el nivel de posibilidades también. En ese sentido las presiones y las obligaciones sabemos todos desde que pisamos el primer centímetro de este lugar a lo que nos atenemos

«No es fácil estar en estos vestuarios, en estos pasillos, en esta silla. Las coas que tenés que soportar, los escarnios públicos, la cantidad de cosas que se dijeron y que a veces te pegan con bajezas, sin embargo uno tiene que hacer silencio, agachar la cabeza y trabajar», cerró pero todo indica que sus horas en Boca están contadas, aunque las elecciones serán cruciales.

IP

Archivado en: , , , , , ,
Clubes:
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión