442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
25/11/2019

La violencia también llegó al fútbol femenino

El clásico entre Excursionistas vs Defensores de Belgrano se vio opacado por hechos de violencia. //@VamosLasPibasTV

El clásico entre Excursionistas y Defensores de Belgrano se vio opacado por la presencia de la barra brava del local. Las visitantes denunciaron maltratos.

La Comisión Directiva del club Excursionistas se despegó del escándalo que protagonizó su barrabrava durante el clásico ante Defensores de Belgrano por el torneo femenino de fútbol profesional y aclaró que no hubo robos de indumentaria, al tiempo que condenó las «agresiones verbales» que se escucharon en el partido desde las tribunas.

El primer clásico femenino de la historia en el Bajo Belgrano -por la novena fecha- se vio opacado por la presencia de la barrabrava, que según denunciaron testigos insultó y escupió a las jugadoras de Defensores y después del partido se robó la ropa oficial de su propio equipo.

Sin embargo, la dirigencia de Excursionistas se despegó de ese hecho: «Ninguno de los dos planteles sufrió agresiones físicas o amenazas antes, durante o después del partido. El juego de camisetas utilizado fue otorgado a nuestras jugadoras en reconocimiento al histórico triunfo«.

Es que Defensores de Belgrano ganaba 2 a 0, gracias a los goles de Karen Lopez y Antonella Tatulli, pero la expulsión de Cecilia Acevedo cambió el partido a los 33 minutos del segundo tiempo.

Porque entre los 36 y los 43 minutos llegaron los tantos de Excursionistas, que revirtió el resultado gracias a Analía Almeida, Magalí Martínez y Verónica Amarillo.

«Lamentamos y condenamos enérgicamente las agresiones verbales que se escucharon de manera aislada durante el desarrollo del partido, opacando el marco de gran concurrencia familiar de ambas parcialidades», afirmó el comunicado de la dirigencia del «Villero».

«En este sentido y más aún un 25 de noviembre, llamamos a tomar conciencia acerca de cómo dichas prácticas no sólo ensucian al deporte más popular del mundo, sino que tienden a legitimar una violencia verbal que, en muchos casos, naturaliza la violencia misógina contra la cual hoy decimos #NiUnaMenos«, explicó.

Según publicó el medio especializado «Fútbol Femenino Profesional», las situaciones hostiles tuvieron foco en los vestuarios, cuando un grupo de barras se acercó a los dirigentes locales que se encontraban allí en ese momento para exigirles que les entregaran las camisetas del plantel que acababa de ganar.

«Es muy fácil cobrar para el local cuando toda la tribuna insultaba y maltrataba, y nadie hizo nada para que eso frene. La imparcialidad y la injusticia debe dejar de suceder en el fútbol femenino, fue todo una vergüenza, espero unas disculpas sinceras por parte del club debido al maltrato que sufrimos», declaró la jugadora de Defensores Antonella Tatulli al mencionado medio.

Fuente: NA

IP

Archivado en: , , , ,

 

 

Opinión