Perfil

FúTBOL | 14-04-2020 16:54

Arde la interna del Barcelona: el ex vice asegura que tiene pruebas de la corrupción

Emili Rousaud es uno de los dirigentes que renunció la semana pasada y fue denunciado por el club por sus acusaciones.

El exvicepresidente del Barcelona Emili Rousaud, quien dimitió el pasado fin de semana porque aseguró que la junta directiva había "metido la mano en la caja", contestó a la demanda del club blaugrana por sus acusaciones y reiteró que lo que dijo "es cierto" y puede "demostrarlo".

Rousaud respondió a la querella penal del Barcelona a través de un comunicado remitido al diario 'Mundo Deportivo'. "Quiero manifestar lo siguiente", dijo, en relación al llamado caso "Barçagate" sobre el presunto uso fraudulento de las redes sociales para condicionar la opinión de los seguidores y mejorar la imagen de la directiva actual.

"La existencia de corrupción en el seno del club queda patente en el hecho ya demostrado que hayan desmenuzado contratos entre compañías vinculadas (una radicada en un paraíso fiscal que vulnera la ley de prevención de blanqueo de capitales) a fin de evitar los controles internos, las aprobaciones por parte del Comité de Adjudicaciones y de la junta directiva", indica.

"Que las afirmaciones categóricas que he efectuado para con este asunto son absolutamente ciertas y demostrables; las opiniones que he manifestado son absolutamente fundamentadas. Lo cual me permite manifestar que la querella anunciada no tiene ningún tipo de fundamento", añade sobre el movimiento del Barcelona.

Además, Rousaud aseguró que "en su momento" ya puso "en conocimiento del club estas irregularidades y "desgraciadamente" han sido "la causa" de su dimisión. "Sin embargo, no se puede menospreciar que es una obligación moral pero también legal denunciar públicamente unas actuaciones irregulares que pueden ser constitutivas de delito", agrega.

El exdirectivo culé dice reservarse "el derecho a defenderse" y que la querella anunciada podría ser "constitutiva de un delito de denuncia falsa y de un delito de injurias". Rousaud cree que "su finalidad real podría ser únicamente manchar mi honorabilidad personal. Este asunto queda en manos de mi abogado Sr. Diego Artacho del bufete DWF-RCD", expone.

En los dos últimos puntos del comunicado, Rousaud afirma que "nunca" puso en cuestión la "honorabilidad" del Barça y que ha querido ser "consecuente" con la junta "desde los inicios del mandato". "Una actuación guiada por la transparencia, la honestidad y el respeto al socio, y no defraudar la confianza depositada en la Junta en las pasadas elecciones", sentencia.

Fuente: DPA

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en