Perfil

FúTBOL | 26-03-2020 18:42

Australia: futbolista escapó borracho con un carrito de golf y violó la cuarentena

Tim Payne, jugador de Wellington Phoenix, fue detenido en Sídney tras haberse fugado de la concentración en pleno aislamiento obligatorio.

En la Argentina son constantes las noticias que dan cuenta de la irresponsabilidad de las personas que violan sistemáticamente la cuarentena, pero parece que la poca solidaridad humana para ayudar a contener la pandemia del coronavirus no reconoce fronteras. En Australia, el futbolista profesional Tim Payne fue descubierto manejando un carro de golf en Sídney cuando debía estar bajo aislamiento obligatorio con sus compañeros.  

Payne, jugador de los Wellington Phoenix presentó sus excusas, entre lágrimas, tras haber sido interceptado al volante de un cochecito de golf tras una fiesta, cuando debía estar en cuarentena. El mediocampista neozelandés y su compatriota y arquero Oliver Sail, que ocupaba la plaza de acompañante en el coche, pueden recibir fuertes sanciones por esta escapada en la noche del lunes.

El equipo de la capital de Nueva Zelanda se encontraba confinado en Sídney con la esperanza de jugar sus partidos de la A-League si el campeonato que reúne a equipos australianos y neozelandeses se reanudara a puerta cerrada. Sin embargo, a raíz de la grave situación en Australia por el Covid-19, el plantel regresó el martes a su país. 

Explicaciones. Tim Payne, de 26 años, contó que junto a sus compañeros habían organizado una velada festiva en su última noche australiana, el lunes en su lugar de residencia en el norte de Sídney. Oliver Sail y él decidieron entonces dar una vuelta en el cochecito. El jugador afirmó que fueron interceptados por la policía, negando las informaciones según las cuales habrían sido formalmente detenidos.

Los medios de comunicación informan que esta escapada se terminó a unos cinco kilómetros de la concentración de los jugadores y que Payne dio positivo en el control de alcoholemia. "Lo siento profundamente", declaró el protagonista del escándalo en una radio neozelandesa. "Asumo totalmente la responsabilidad de mis acciones y de lo que pasó esa noche. Acepto totalmente las repercusiones de ese acto", agregó.

La Federación Australiana de Fútbol, que administra la A-League, anunció una investigación a raíz de este episodio. 

Fuente: AFP

Comentarios

También te puede interesar

Más en