Perfil

FúTBOL | 26-07-2021 19:55

Chacarita Juniors se quedó con el clásico y vapuleó a Atlanta 3 a 0

El funebrero goleó al bohemio en Villa Crespo y extendió su paternidad sobre su rival de barrio que en 136 partidos le ganó 58 veces, contra 36 de Atlanta.

Carlos Piro
Carlos Piro

Periodista y editor de Perfil.com. Historiador de Chacarita Juniors.

Es el tercer clásico porteño de fútbol y este lunes 26 de julio por la tarde tuvo una nueva edición en la que, una vez más, festejó Chacarita Juniors. Porque el funebrero se impuso por un soñado e impensado 3 a 0 sobre su clásico rival, Atlanta, en su cancha de Villa Crespo.

Si al más optimista de los hinchas del tricolor le hubieran dicho en el entretiempo que iban a golear, ese hincha hubiera pedido que no lo gasten. Y si al más pesimista de los hinchas de Atlanta le hubieran dicho en ese momento que lo iban a vapulear tres a cero en lo que quedaba del partido, hubiera acusado de loco al que se lo dijo.

Pero el fútbol es mucho más lindo que cualquier predicción y Atlanta y Chaca jugaron un clásico bien de potrero, peleado, metiendo y cambiando de dominaror, en el que pudo haber ganado cualquiera de los dos, pero el que aprovechó mejor “su” momento fue el funebrero, que se quedó con el triunfo más lindo de los últimos cuatro años.

Pero claro, estamos hablando del deporte más lindo del mundo, y todo puede pasar. Después de un primer tiempo donde el local parecía llevarse el mundo por delante, metió un tiro en el palo e hizo figura al arquero tricolor Emanuel Trípodi, que más allá de un error, fue fundamental para dejar a su equipo en partido, en el segundo, fue todo de Chacarita. 

Chacarita-Atlanta: el tercer clásico porteño vuelve a jugarse después de seis años

Sin jugar bien, sin un futbol lujoso, como tampoco lo fue el de Atlanta en el primer tiempo, pero al menos, pensando en el arco de enfrente, el tricolor primero metió un tiro en el palo y después, el defensor Federico Mazur metiera un cabezazo para el 1 a 0, cuando casi nadie lo tenía en cuenta.

Chaca ahí hizo lo que hace siempre, y que no le gusta a nadie: regaló la pelota, y dejó agrandar al rival, que se convirtió en una bola de nervios, Y si Atlanta no pudo cuando jugó mejor, menos pudo cuando estaba en desventaja. Punto para el DT de Chacarita, Cristian Aldirico, que metió a Luciano Nieto y en un ratito, resolvió el clásico. Metió un golazo para el segundo y aprovechó los nervios del rival para meter un centro envenenado que no tenía destino, y los defensores de Atlanta se hicieron un nudo y la mandaron adentro para sellar el marcador. 

La muerte del fútbol | Sin chances de redención | (13ª entrega)

Que algunos dirán que fue injusto, que fue inmerecido. Si este cronista escribiera para la vieja y querida revista Solofutbol pondría que el "Resultado moral era 2 a 2, porque fue "un tiempo para cada uno". Pero claro, en el fútbol, el resultado moral no existe y eso le da un plus de interés al deporte más lindo del mundo que ni el VAR puede destruir. en la tarde del lunes, mientras los laburantes le robaron dos horitas al trabajo para ver un enfrentamiento de barrio que tiene casi cien años. La alegría fue toda funebrera, que se quedó con el clásico número 136, con 58 triunfos contra apenas 36 de su rival y 42 empates.

Galería de imágenes

Carlos Piro

Carlos Piro

Periodista y editor de Perfil.com. Historiador de Chacarita Juniors.

Comentarios

También te puede interesar

Más en