martes 3 de agosto de 2021
Perfil

FúTBOL | 02-11-2020 19:22

Juan Manuel Lugones sigue controlando los operativos

A pesar de que está acusado de abuso sexual y hace un mes pidió una licencia médica, el titular de la ApreViDe estuvo el sábado en el operativo del partido Lanús-Boca. En el entorno del ministro Sergio Berni ya contemplan su renuncia.

Juan Manuel Lugones, titular de la ApreViDe, el organismo que se encarga de la seguridad deportiva en la provincia de Buenos Aires, está con licencia médica, beneficio que pidió hace menos de un mes, cuando la causa por abuso sexual, amenazas y abuso de autoridad fue elevada a juicio oral. Sin embargo, este fin de semana el funcionario regresó a las canchas junto con el fútbol: a pesar de que la licencia sigue vigente, el sábado a la noche estuvo en la cancha de Lanús coordinando el operativo del partido ante Boca.

La foto que acompaña esta nota es elocuente: Lugones está en el playón de estacionamiento del estadio de Lanús, un lugar al que solo pueden acceder los policías que están afectados al operativo de seguridad. Tres días antes, cuando el Grana recibió a San Pablo por la Copa Sudamericana, Lugones también estuvo presente en la Fortaleza. Los temitas de salud que motivaron el pedido de licencia médica parecen haber desaparecido.

El funcionario hace alarde de su impunidad hasta en las redes sociales: cuando se sorteó el fixture de la Copa de la Liga Profesional publicó en su cuenta en Instagram una foto en el predio de la AFA a pesar de que ya estaba de licencia médica.

De todos modos, a Lugones le queda poco al frente de la Aprevide. Desde el entorno de Sergio Berni, ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, le confirmaron a Perfil que la renuncia es inminente. Aunque no hay una fecha precisa, está claro que el destino del funcionario está lejos de los operativos de seguridad en el fútbol.

 

Abuso sexual

Lugones se hizo cargo de la ApreViDe en diciembre de 2015, y después de las elecciones de diciembre de 2019 fue ratificado por Berni. Las denuncias que apuntan al funcionario las hizo una mujer policía, quien lo acusó de “manoseos”, “maltrato psicológico” y “discriminación salarial” con respecto al resto del personal policial. En la causa hubo al menos 16 testigos que confirmaron las acusaciones de la mujer policía.

“Dos efectivos que declararon en su contra fueron desplazados de la ApreViDe, mientras que una testigo que presentó Lugones, que se comprobó que mintió, fue desafectada de la Policía pero sigue yendo a la ApreViDe porque él se lo permite”, acusa la mujer que lo denunció.

Lugones en el predio de la AFA

El mes pasado las coordinadoras de Derechos Humanos en el Fútbol, de Hinchas y de Fútbol Feminista lanzaron la campaña #fueralugones. “Repudiamos que quien es el encargado de prevenir la violencia en el deporte continúe ejerciendo sus tareas mientras es imputado y llevado a juicio con múltiples testimonios en su contra”, coincidieron en un comunicado.

Después de esa campaña y de que la causa haya sido elevada a juicio oral, Lugones pidió la licencia. Ahora quedó en evidencia que se trató de una pantalla para tratar de ocultar que sigue detrás de los operativos policiales en las canchas.

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en