Perfil

FúTBOL | 20-02-2020 16:53

La divertida historia del Loco Abreu cuando llamó a Pep Guardiola para jugar en Dorados

El uruguayo es un verdadero trotamundos del fútbol y compartió los últimos meses del catalán antes de retirarse. Video.

Sebastián Abreu es un verdadero trotamundos del fútbol y en uno de sus tantos pasos por México no sólo coincidió con Pep Guardiola sino que además fue uno de los que llamó al español para intentar convencerlo de su llegada a Dorados de Sinaloa por pedido de su entrenador Juan Manuel Lillo y sobre esa situación contó una divertida anécdota en TyC Sports.

"Lillo me pidió que lo ayude a convencer a Pep que venga. Dorados ha crecido mucho pero en aquel momento entrenábamos en un parque de diversiones y nuestro vestuario eran dos quinchos de paja con sillitas de plástico pero sin tapar, al aire libre", contó el uruguayo sobre la difícil misión que tenía al tratarse de un futbolista acostumbrado a los lujos de la élite, una realidad muy diferente a la de su equipo.

"Entonces le empecé a decir 'la ciudad es linda, tiene playa, se come muy bien, el estadio es lindo, hay muy buen grupo'. Pep me pregunta por las instalaciones y yo sigo 'tiene playa, tiene el estadio lindo, la gente es muy amable. Ya no sabía cómo decirle", recordó con gracia.

Sin embargo, las ganas de Guardiola, que en el último tramo de su carrera ya pensaba más como entrenador que como futbolista pudieron más: "Estoy con ganas, quiero disfrutar, quiero estar con JuanMa seis meses antes de retirarme porque es mi mentor como entrenador pero quiero experimentar en carne propia el día a día con él para tener más reflejados los conceptos", pensaba el catalán que venía de jugar en Qatar,

La historia tuvo final feliz y explica en parte el éxito de Pep años después: "Boludo no es, se dio cuenta que hay algunas dificultades, lo único que te pido es tratemos de hacer algo en estas dos semanas, por lo menos cerrar esto (por el vestuario improvisado). En ningún momento reclamó, se relajó, disfrutó y lo disfrutamos. Después de cada entrenamiento se sentaba con el técnico a preguntarle todo. Quería que cada práctica tuviera un objetivo específico, no entrenar por entrenar". 

En esta Nota

Comentarios

También te puede interesar

Más en