sábado 18 de mayo del 2024
Tenis

La historia de un batallador dentro y fuera de la cancha: Tomás Etcheverry, el abanderado argentino en Roland Garros

El tenista de 23 años se metió por primera vez en los cuartos de final del Grand Slam francés siendo la única raqueta albiceleste vigente en el certamen y el dueño de una historia única.

442

El Roland Garros es uno de los certámenes del circuito del tenis que obsesiona tanto a  los protagonistas como los fanáticos de esta disciplina. Sin ninguna sorpresa en los nombres clasificados a los cuartos de final del Gran Slam parisino, hay un único nombre que dio el batacazo: Tomás Etcheverry (49°).

El tenista de 23 años nacido en La Plata sorprendió a propios y extraños por la performance que viene arrastrando en la corriente edición del Roland Garros, siendo el único argentino vigente en la competencia tras la eliminación de Francisco Cerúndolo (23°) en los octavos de final.

Logrando estar en cuartos de final por primera vez en su carrera, Etchverry dejó en el camino a Jack Draper (55°), de Gran Bretaña en la primera ronda.

Y a partir de allí le tocó medirse con tres preclasificados: el australiano Alex de Miñaur (19°), el croata Borna Coric (16°) y el japonés Yoshihito Nishioka (33°), a quienes eliminó sin ceder ningún set y demostrando gran dominio en el desarrollo de los encuentros.

Ahora el siguiente paso para poder meterse entre los cuatro mejores donde ya aguarda Novak Djokovic (3°), el argentino se medirá ante el alemán Alexander Zverev (27°).

Detrás del platense de 1,96 que demostró tener un amplio repertorio de golpes que lo convierten en un jugador interesante, hay una historia de vida particular por sus fanatismos y sobre todo por algunos obstáculos que le impuso la vida antes de cumplir el sueño de codearse con los grandes en el mundo del tenis.

La pérdida de su hermana

El año pasado a la familia Etcheverry le tocó afrontar un duro momento luego de que Magalí, la hermana de 32 años del tenista, murió debido a un cáncer de mama.

Magalí, madre de dos hijos, escribió un libro titulado Trascender donde presenta justamente algunos métodos para poder prevenir y combatir la enfermedad que ella sufrió.

Siendo uno de sus motivos para dejar todo dentro de una cancha de tenis, Tomás no pudo ocultar su emoción luego de obtener el pasaje a los cuartos de final del Roland Garros, asegurando que dicho triunfo fue por y para su hermana.

Estoy atravesando un momento muy duro en lo personal como consecuencia del fallecimiento de mi hermana, que la luchó como una leona hasta el final contra el cáncer. Por ese este triunfo. Mi dedicatoria fue para ella, que seguro me estaba alentando desde el cielo”, aseguró.

Luego del triunfo ante el japónes Nishioka, Etcheverry conmovió a todos en su declaración post partido.

Siempre le estoy pidiendo fuerzas últimamente a mi hermana y sé que ella siempre me las va a dar. Hoy en un momento importante en un saque le dije ‘por favor, Magui. Ayudame’, y me ayudó. Metí un ace”, expresó el argentino de 23 años.

Novak Djokovic, su ídolo y principal competidor en simultáneo

A sus tempranos 23 años Tomás Etcheverry está atravesando su mejor momento como tenista, permitiéndose soñar despierto luego de clasificarse a los cuartos de final de Roland Garros por primera vez y por qué no proyectar estar en futuras instancias.

Ahora bien, el primero en obtener su boleto a semifinales en la actual edición del certamen en París fue Novak Djokovic que dejó en el camino al ruso Karen Khachanov.

A pesar de que Etcheverry y Djokovic no se toparían hasta una eventual final, el argentino siempre lo tuvo como uno de sus ídolos, pero al mismo tiempo lo tomaba, tal y como es, como un competidor directo.

Fue así que cuando Tomás sumó su primer punto como profesional, en octubre de 2016 y con solo 17 años, el platense hizo un divertido cartel en el que mostraba su distancia con el número 1 de aquel momento: “Novak Djokovic: 12.900 puntos. Tomás Etcheverry: 1 punto. Faltan 12.899”.

Hace pocos meses, cuando ingresó al top 100 volvió a hacerlo y la diferencia ya era de solo 7706 puntos. ¿Se toparán en la final?

La comparación de Etcheverry con Djokovic

Su fanatismo por el Roland Garros

Cuando era un adolescente, a Etcheverry le regalaron un perro y siendo un fanático del Grand Slam francés, decidió ponerle el nombre de su torneo favorito: Roland Garros.

De esta manera durante el partido ante Nishioka, el periodista Marcos Zugasti compartió una imagen en redes sociales de como Roland Garros vio a su dueño avanzar a los cuartos de final de… Roland Garros.

A un paso de las semifinales

Para continuar con su gran momento en el Roland Garros, mañana a partir de las 10 de la mañana, Etcheverry se medirá con Alexander Zverev por un lugar en las semifinales del torneo.

En caso de conseguir el triunfo se convertiría en el décimo argentino en meterse entre los cuatro mejores del Grand Slam parisino y quedaría al borde del top 20.

 

En esta Nota