442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
24/06/2017

El doping en River y la farsa periodística

Marcelo Gallardo y Pedro Hansing, rumbo a la conferencia de prensa tras el escándalo de doping en River. / Fotobaires

El papel que jugaron los medios en un sensible tema que conmovió al Millonario. La era en que los hechos valen menos que las creencias.

Ya lo sabemos: vivimos en la era de la posverdad. En esta extraña era en la que los hechos valen menos que las creencias. Pero en algún momento de la historia deberíamos dejar de llamar posverdad a la mentira. Porque la posverdad, en definitiva, es eso: no hacerse cargo de que mentimos todo el tiempo. Es definir, con un eufemismo, de forma linda y hasta académica (oh, posverdad, que bien suena) que somos falsos, truchos y desleales: que tiramos datos al aire, que dejamos de chequear hace rato, que ni se nos ocurre decir no sé, que repetimos y repetimos, y que ya somos parte, aunque ni siquiera nos demos cuenta, de los usos y costumbres de esa red cloacal que es Twitter.

No nos importa llegar bien: nos importa llegar primero. No sabemos muy bien a dónde, ni para qué, ni por qué. Pero primeros.

Y así, entonces, pasa lo que pasó el jueves: una ola incontenible de rumores, informaciones deformadas, conjeturas y suposiciones que diseñan un imaginario irreal e impreciso: el “doping masivo” en River.

Todo empezó con el caso de Lucas Martínez Quarta, que se conoció el miércoles. Hasta ahí, veníamos más  o menos bien. Pero el jueves, con el doping positivo de Camilo Mayada, la escena empezó a romperse, cada hora un poco más. La primera pifia fue con Sebastián Driussi, al que dieron como el tercer jugador que no había pasado el control antidopaje. El motivo se supo después, cuando la espuma bajó y algunos datos se dejaron ver con mayor claridad: como el delantero había sido uno de los sorteados en el partido contra Independiente de Medellín, de Colombia, y los resultados de ese encuentro aún no conocen, algunos cráneos estimaron que podría ser el tercero. Pero no.

Las conjeturas, en la era de la posverdad, son hipérboles. Casi como nuestro oficio: alguien nos hizo creer que somos más importantes de lo que verdaderamente somos. Y ahí estamos: cobrando mal, cada año peor, intentando contar una historia, conseguir un dato para entender el trasfondo de algo o de todo, mientras los memes, los tuitstar, los instagramer, las cargadas y las mentiras nos pasan por el costado a 300 kilómetros por hora.

Creamos una farsa –nuestra propia farsa– que a veces queda muy evidenciada. Y esta semana pasó eso. A los dos jugadores confirmados, y al otro conjeturado, se les sumaron cuatro: portales de noticias, radios y periodistas de tevé decían, con cara de serios y hasta de preocupados (¡preocupados!), que Jonatan Maidana, Leonardo Ponzio, Ignacio Fernández y Lucas Alario iban a integrar la lista negra. “Una lista que Conmebol informará cerca de la medianoche”. “Una lista que ya llegó a la AFA”.

Pero resulta que ninguno de esos cuatro futbolistas había participado de los controles antidoping en alguno de los seis partidos de River en el grupo de la Libertadores. Nin-gu-no. No era demasiado difícil cotejar esa información: con hurgar un poco en Google bastaba.

Pero estábamos en trance. Como escuchando Pink Floyd, ensimismados, fuera del mundo: sólo compenetrados en tuitear algo ingenioso, en buscar rápido la foto de algún futbolista de River que parezca drogado, en escrolear la pantalla, o escribirles por whatsapp a nuestros amigos, o en gritarles a nuestros compañeros de trabajo que parece que son siete, y que hasta podrían ser ocho, y que es un escándalo, que si River sigue es porque está todo arreglado, que la Conmebol tendría que descalificarlo, que esto sólo pasa acá. Hasta que el trance terminó. Y los que eran ocho, siete o tres, al final fueron dos. Al menos hasta hoy sábado.

Después, por suerte, llegó Marcelo Gallardo y, en su conferencia de prensa, nos cruzó con mucha más sensatez de lo que lo hubiera hecho cualquiera de nosotros: “Escuchamos algunas barbaridades, cosas que no podemos manejar. Cada uno tiene que tratar de estar conectado con los suyos para llevar una comunicación sincera. Estamos acá para transmitir lo que sí tenemos como notificación oficial. Lamentablemente vivimos ésto, pero no podemos salir a tapar todas las voces que opinan desde un lugar tan liviano y hieren a tanta gente”. A esa altura, el daño ya estaba hecho.

(*) Redactor del Diario PERFIL.

Archivado en: , , , , , , ,
Clubes:

 

 

23 pensamientos en “El doping en River y la farsa periodística”

    1. La gente de Boca es la menos indicada para hablar de doping. Los chicos play no lo saben y seguramente por vergüenza sus padres no le cuentan, pero parece que nadie se acuerda de la famosa “sopa” que el Toto Lorenzo les daba a los jugadores antes del partido. Dos copas ganó Boca así. Contado públicamente por Gatti y otros exjugadores.

      Tampoco se acuerdan del positivo de Maradona en pleno torneo local y ni quieren hablar de la “lesión” oportuna de Centurión para guardarlo un tiempito y zafar del control antidoping. Y por si fuera poco, ningún periodista (panqueques) dijo nada sobre el médico que se “perdió” y que nunca llegó al Estadio Único de La Plata para hacer el control antidoping en el partido Estudiantes vs Boca o que en Boca vs Aldosivi directamente no hubo control, no se hizo…

      En la AFA dieron negativo todos los resultados. En Conmebol, en el laboratorio clausurado de UCLA, dieron positivo. No se descarta la posibilidad de un trasfondo político en el supuesto “dopaje” en River. El periodismo desvirtúa, atento a eso. Es todo muy raro.

  1. EL CRIMEN PERFECTO: mira que facil, dopas a varios jugadores y despues decis que estaba contaminado un suplemento dietario!!! la excusa siempre es la cantidad de jugadores que les salta el doping…. mejor que mejor dopas a todos y ya tenes la EXCUSA PERFECTA, total te excusas en la cantidad de jugadores, le echas la culpa al laboratorio y listo el pollo….. Y SIN SANCION!!! quien es el unico que paga? EL MEDICO DEL PLANTEL QUE A SU VEZ FUE EL QUE CONSIGUIÓ LOS CERTIFICADOS TRUCHOS PARA LLEVAR A CONMEBOL…. BUENISIMO!!! lo que no cierra mucho es como corrian en la altura de peru contra MELGAR ….MMMM!! todo crimen tiene alguna FALLA…
    atencion a todos los clubes que esto sienta precedente!!! A PARTIR DEL FALLO TODOS PODRAN TOMAS SUSTANCIAS PROHIBIDAS Y DISIMULARLO CON DIURETICOS…. ah por cierto, SON 7 LOS DOPING DE RIVER!!! Y tapados

    1. Angelici + Tapia = Trampa

      Tapia al gobierno, Angelici al poder. La impunidad total… Boca roba por naturaleza porque es un club compuesto por delincuentes. Por eso el robo se nota más que en otros clubes.

  2. Periodistas de cuarta hablan estupideces, hay dos casos de supuesto doping en River. Se sanciona al jugador, no al club.

  3. aunque no es doping, habria que escarbar el tema ya conocido o la queja de Branco en italia 90 por las botellitas de agua y la confirmacion de Maradona eso para bajarles el ritmo pero no se hablo sobre este tema sino 10 años despues en la final de japon ya saben del equipo rival de River jugó contra un equipo europeo llamado Galactico en el cual de nuevo aparecieron las botellitas y lo mismo para que no brillen las estrellas del equipo europeo, todas esos rumores que circulaban en lo que llaman la Deep Web hace tiempo, claro no indica que el representante de sudamerica lo hizo, sino gente metida enlas apuestas del sudteste asiatico, claro en esos tiempos nada de apuestas por internet, pero apuestas que daban 20 a 1 si ganaba el representate sudamericano

  4. o sea por lo que vos escribis les creistes a gallardo y al medico, decime cuando y en que situacion un culpable reconoce su delito. MEJOR HACETE SACERDOTE Y DEDICATE ACONFESAR A LAS PERSONAS SI SOS REALMENTE TAN CREYENTE

  5. Señores aca se necesitan pruvas para acusar de algo que no viste o no es oficial! No,dijan pavadas sin pruevas. Se nota que el aire es gratis para hablar de algo que no tienen la seguridad y el respaldo de las pruevas. Son dos nomas los confirmados. Ahora me pregunto porque no hablan de las tres pruebas antidoping que se “SALTO” boca. De eso no hablan claroo..

  6. Farsa es lo tuyo que se te notan las plumas. Otro periodista pago. Esto es una verguenza mundial..la venta relampago de driussi y la ampliacion de cupos confirman todo. Y vos son un farsante mas en esta historia.

  7. Ninguna postverdad. Soy hincha de Ríver. Y es evidente que Driussi también dio positivo. Sino no se va a ir en 10 minutos a Rusia, para jugar la UCL recién en 2018. Ríver podría haber pagado un seguro y un préstamo por el jugador (ya vendido), y que éste juegue las 2 competencias más importantes del mundo a nivel clubes. Eso hubiese incrementado el precio del jugador, y hubiesen todas las partes, por el efecto vidriera. Si, pero no…salió rajando para San Petersburgo. Hay verdades que subyacen con sólo hacer un mínimo de análisis de la situación. Saludos,

    1. discúlpame, escribe tanta tan capacitada que me confunde, si Driussi estaba drogado en que cambia la venta la situación,otra cosa no te creo que seas de River

  8. Lo mas ocurrente del editor ” solo fueron dos”, como si doparse fuera algo normal para un jugador de futbol u otro deportista. Las versiones de la cantidad salían de los propios periodistas que cubren riber,dado que si convenía ya armaban la estrategia de la “Contaminación”.

  9. Un caso de doping es una barbaridad, dos, una tragedia. No minimicen. Y todavía faltan de analizar dos muestras más. Y la salida vertiginosa de Driussi a una liga de segunda categoría es sumamente sospechosa

  10. Esta nota es la clara demostración de lo que en ella misma se denomina “posverdad” Una interpretación sesgada de los sucesos

  11. “El que esté libre de pecado que arroje la primera piedra” (Lo dijo hace más de dos milenios un muchachito lamado Jesús. Nadie le dió pelota.)

Los comentarios están cerrados.

Opinión