442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
04/11/2010

Fútbol

Las más desopilantes «locuras» de Bielsa

No por nada Marcelo Bielsa se ganó su mote de "Loco".

No por nada el entrenador se ganó su apodo. 442 hizo una recopilación con las más divertidas locuras de uno de los mejores entrenadores del mundo.

No por nada Marcelo Bielsa se ganó el mote de Loco. Son innumerables las frases y anécdotas que lo ponen al ahora ex técnico de la Selección de Chile en esta “amistosa” categoría. 442 hizo una recopilación con las mejores locuras de uno de los entrenadores más importante del mundo:

1- El ex arquero de Newell’s, Norberto Scoponi, contó en una en una entrevista que en un partido él tiraba, en todos los saques de meta, la pelota a la tribuna a la altura de la media cancha, provocando el abucheo general del público. Bielsa, quien era su entrenador, le había dado la orden porque decía que del saque lateral del rival recuperaría la pelota más rápido.

2- Para el Mundial de Corea-Japón, Marcelo Bielsa, por entonces DT de la Selección Argentina, se llevó 7.000 videos.

3- En sus inicios le pidieron que fichara jóvenes promesas. Bielsa dividió Argentina en 70 partes y las recorrió en coche. Iba preguntando por “el bueno” del pueblo y lo fichaba, a cualquier hora. Así fue como terminó fichando a un juvenil Mauricio Pochettino de 13 años a las tres de la madrugada.

4- Una vez se hizo instalar un reproductor de video en la camioneta para poder ver los partidos de los entrenamientos camino a su casa. Su ayudante debía conducir el vehículo.

5 – Cuentan que paró a un jugador en el pasillo de una concentración y le preguntó: “¿Qué compañero suyo debe marcar a tal, en los centros desde la derecha?”

6- A Bielsa se lo vio a medianoche clavando maderas alrededor del campo de juego donde concentraba con Chile para que los operarios no pisaran la cancha.

7- Para un partido amistoso en La Coruña, Bielsa hizo sacar pasajes de primera para los jugadores y él, junto a los utileros, se fueron en clase turista.

8 – Cuando dirigía a Argentina, fue a visitar a los jugadores que estaban en España. A Fernando Redondo le dijo: «Usted no me gusta, pero tengo que venir a verlos a todos».

9 – Una vez concentró a Newell’s Old Boys en una base militar y les dijo a sus jugadores que sólo había un teléfono para casos únicos.

10- Marcelo llamó a su hermano, Rafael, de madrugada y le dijo que se arrepentía de haberle dedicado un triunfo: «Fui un egoísta».

11- Estando en Chile, una vez salió de los vestidores y vio a un periodista en un lugar que él no quería. Se puso a gritar como loco y no se le entendía nada. Daba vueltas y después salió corriendo del complejo deportivo. Al rato volvió y estaba tranquilo, como si nada hubiera pasado.

12- Durante el Mundial de Sudáfrica 2010 suspendió una conferencia de prensa después de darse cuenta de que había un camarógrafo tomando imágenes desde un lugar no autorizado.

13 – Inmediatamente terminada la final del Torneo Esperanzas de Toulon, en la que Italia venció a Chile, Bielsa se acercó al técnico azzurro. «Eso no es fútbol, eso no es fútbol. Todo pelotazos al 9: eso no es fútbol. Ustedes, todo por arriba. Eso no es jugar, eso no es jugar», le recriminó el Loco desencajado.

14 – Dirigiendo a la Selección Argentina y antes de un duelo contra Colombia entró al vestuario y dijo: «En las peleas callejeras hay dos tipos de golpeadores. Está el que pega, ve sangre, se asusta y recula. Y está el que pega, ve sangre y va por todo, a matar. Muy bien, muchachos: vengo de afuera y les juro que hay olor a sangre».

15 – En 1990, en sus comienzos como DT de Newell´s, Bielsa no era afecto a concentrar con el equipo. Un día, el arquero, Scoponi, se lo reprochó. Y este en su tono respetuoso pero firme, le respondió: «Mientras usted duerme, yo estoy haciendo cosas para que el equipo mejore».

16- En una de las primeras charlas técnicas como entrenador de Vélez, el Loco comentó: «Muchachos, ¿saben qué es lo que más me impresionó de este club?». Todos lo miraron, serios. «Su auto Husaín, está bárbaro».

17- Fernando Gamboa contó que un día antes de un clásico con Central por el Apertura de 1990: «Era domingo después de la siesta (el partido se jugaba el lunes). Yo estaba en el pasillo, jugando con un pacman y se me acercó Bielsa. Me miró y me preguntó si tenía ganas de jugar, si estaba ansioso porque llegara el momento. Yo, a todo esto, seguía jugando, hasta que de pronto me dice:

Pará, mírame, te estoy hablando

Dejé de jugar y le contesté:

– Tranquilo, profe, ¿qué pasa?

Me vuelve a mirar fijamente y me pregunta:

– ¿Qué daría usted por ganar este clásico?

– Todo, absolutamente todo, soy capaz de trabar con la cabeza.

No le satisfizo la respuesta y me dijo:

– Más, hay que dar más

– ¿Algo más? ¿Le parece poco?

Fue entonces que me mostró la mano y me dijo:

Si me aseguran ganar, me dejo cortar este dedo.

18 – En Rosario hay un mito que dice que en una oportunidad, y motivados por una expresiva goleada en contra, un par de barras bravas de Newell’s visitaron la casa de Bielsa para recriminarle una caída en Copa Libertadores y este los espantó con una granada en la mano.

Archivado en: , , , , ,

 

 

Opinión