442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
11/11/2011

Fútbol

Quinteros, una historia de lucha

En su actual rol de DT de Bolivia. /CeDOC

El DT argentino de Bolivia ya logró como jugador clasificarse al Mundial con los del altiplano. La carrera deportiva de un verdadero luchador. Galería.

Pese a haber jugado en los ’90 para San Lorenzo y Argentinos Juniors, Gustavo Domingo Quinteros ejemplifica muy bien aquello de que “nadie es profeta en su tierra”. Hoy, a los 45 años, el ex zaguero central es el DT de la Selección de Bolivia, que ya dirigió en la reciente Copa América jugada en Argentina y con la que busca ahora reeditar una hazaña que ya consiguió como jugador: participar con ese representativo nada menos que en el Mundial.

Nacido un 15 de febrero de 1965 en la localidad santafesina de Cafferata, este primo de Leandro Désabato -también oriundo de ese pueblo- efectivamente no sólo dejó un gran recuerdo en el fútbol boliviano como jugador de Universitario de Sucre, The Strongest, San José y Jorge Wilstermann, sino incluso integrando el único seleccionado boliviano que clasificó en eliminatorias para un Mundial: el de Estados Unidos ’94.

En esa competencia mundialista, Quinteros fue titular en la muy digna derrota por 1-0 de Bolivia ante Alemania del partido inaugural, y luego también en el empate sin tantos que los del altiplano lograron ante República de Corea. Gracias a ello, logró que los clubes argentinos repararan a él como no lo habían hecho en sus comienzos, en los que, tras pasar por las inferiores de Newell’s, quedó libre y llegó a jugar en la “C” para Central Córdoba de Rosario en la temporada 86/87.

Luego de perder con ese equipo la final por el ascenso a la B Metropolitana con Talleres de Remedios de Escalada, pasó justamente al conjunto del sur bonaerense, que a mediados de 1988 volvería a ascender tras una recordada final ante Almagro en cancha de Huracán definida por penales tras terminar 1-1. Y fue él quien ejecutó el remate desde los 12 pasos que permitió a los tallarines llegar al Nacional B.

El hecho de haber ejecutado ese penal decisivo mucho contribuyó para que, aún sin haber integrado en muchas ocasiones el equipo en aquella campaña que terminó con el título en la “B” Metro, continuara jugando en Talleres en la segunda categoría de la AFA. Pero tampoco allí lograría destacarse demasiado.

Recién luego de varios años en el fútbol boliviano y de su experiencia mundialista, de hecho, apareció como suplente en el San Lorenzo campeón del Clausura ’95, para el que jugó sólo un partido.

Concretamente, su debut en la principal categoría del fútbol argentino se produjo el 6 de mayo de 1995, en la victoria por 2-1 que los de Boedo lograron en Corrientes ante el local Mandiyú. Meses atrás, Quinteros había cumplido 30 años. Todo un dato que demuestra cuánto debió luchar para alcanzar esa instancia.

Tras seguir alternando entre el banco y la primera de los cuervos en la temporada 1995/96, volvió a jugar en la “A” entre 1997 y 1999 con Argentinos Juniors. Tanto San Lorenzo como los bichitos lo tendrían luego como técnico, si bien en el club de Boedo sólo lo fue en inferiores y como interino de la primera. Su historia de éxitos en tal función, de hecho, recién comenzaría a escribirse en Bolivia, donde ahora como DT de la Selección tiene ante sí un desafío que, está claro, no lo achica ni mucho menos.

Archivado en: , , , , , , , , , , ,

 

 

Opinión