442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
06/04/2019

Racing, ocho meses de constancia y solidez

Racing fue un campeón de punta a punta en la Superliga. / Fotobaires.

Llegó a la cima en la cuarta fecha y no se bajó más hasta ser campeón. Un equipo que va desde los goles de Licha López hasta las atajadas de Arias.

Fue casi de punta a punta, y ahí hay un mérito enorme. Porque en un campeonato largo –o mediano, como en rigor es esta Superliga– eso es mucho: desde la cuarta fecha que Racing está puntero. Llegó a la cima cuando le ganó a Rosario Central en Avellaneda, y nunca más la soltó.

A pesar del tiempo, de algunos pronósticos temerarios, del estigma que mucha gente le vaticinaba a Eduardo Coudet (“ese se cae siempre al final”), Racing es un campeón que no resiste ninguna discusión: brilló de a ratos, y no será recordado justamente por eso, pero entre sus argumentos reúne solidez, efectividad y algunos jugadores que trascendieron al club. Licha López es, sin dudas, uno de ellos. El ídolo contracultural, el antihéroe de este lado de Avellaneda, la referencia ineludible.

Lee también: El llanto de Lisandro López en pleno partido

Pero también hay otros. Matías Zaracho aparece como la revelación. El Chelo Díaz como un equilibrista codiciado, el hombre que marca el tempo del equipo. Gabriel Arias es el arquero que salvó partidos, sobre todo en el final. Y Sigali y Donatti son los centrales que bloquearon ataques rivales.

¿Es el mejor Racing de los últimos 25 años, como dijo hace poco Coudet? Nadie lo puede asegurar. Aunque sí se podría asegurar que es un Racing que se sostuvo en el tiempo, y que eso lo ubica en un lugar por encima de otros planteles, incluso los de 2001 y 2014. El de Mostaza Merlo ganó por coraje y muy probablemente porque el torneo era corto. El de Diego Cocca ganó por una arremetida final, en un torneo en que los hinchas, luego de una derrota contra Independiente en la mitad, pedían la cabeza de los referentes.

Lee también: Los famosos festejaron el título de Racing

Este Racing quizá no tuvo épica, porque es un equipo basado en la constancia: una máquina alemana, un reloj suizo. Lleva 210 días en la cima del fútbol argentino y ese es el dato más elocuente. Y serán más porque hasta fines de julio, cuando empiece el nuevo torneo, habrán pasado 330 días. Casi un año con la Academia arriba.

(*) Esta nota fue publicada en el Diario PERFIL.

Archivado en: , , ,
Clubes:

 

 

Opinión