442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
14/05/2019

La injusta acusación al plantel de Boca

Los jugadores de Boca pelotearon. De esa imagen se agarraron varios para calificarlos de malos colegas //Telam

El Xeneize fue acusado de conducta antideportiva en 2015. Se trató de un facilismo alimentado por el presidente de River, la TV y las redes.

Se cumplen cuatro años del partido de vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores 2015 entre Boca y River. La noche en que los futbolistas visitantes fueron agredidos con gas pimienta a la salida del túnel, cuando regresaban al campo de juego de la Bombonera para disputar el segundo tiempo.

La actitud de los jugadores de Boca fue siempre motivo de polémica. Los hinchas de River y el periodismo criticaron la postura del equipo de Rodolfo Arruabarrena.

Minutos después del ataque, mientras Leonardo Ponzio y compañía seguían recibiendo atenciones médicas y en el estadio reinaba la incertidumbre, comenzaron a pelotear, formados como para continuar el partido.

Lee también: Panadero: “Fue una jodita”

¿Hubo conducta antideportiva? 

Acusar a los futbolistas de Boca fue un recurso televisivo para mantener el tema caliente. Se sobrestimó un gesto, el de pelotear, el de formarse, que en realidad fue la consecuencia del desconcierto y la locura que se vivían en esos momentos en que escaseaba la información.

Transcurrido el momento de mayor tensión, al comprobar que sus colegas de River se encontraban estables y a resguardo (aunque no en condiciones para continuar disputando el partido), ¿qué actitud o gesto hubiera servido para absolver a los jugadores locales? Simplemente evitaron enfriarse.

El mismo razonamiento vale para lo ocurrido en noviembre de 2018 en el Monumental. Cuando Marcelo Gallardo se arrimó a saludar al plantel de Boca, muchos hinchas de Twitter acusaron al técnico de hipócrita.

Lee también: Funes Mori se acordó del Panadero Napolitano

Se tergiversa un hecho, se lo convierte en polémica, en sospecha, en acusación sin prueba. Una usina de nada que la TV aprovecha para llenar horas de pantalla.

En 2015, las cámaras de la transmisión mostraron a Daniel Osvaldo  en el banco de suplentes de River, interesado por la salud de sus colegas. Después del partido, el ex delantero y Agustín Orion, referentes de aquel plantel, aclararon cuáles eran sus prioridades.

¿Qué prueba existe para creerles que estaban mintiendo? Ninguna. En segundo término, los jugadores de Boca fueron víctimas del ataque a sus rivales.

Para el presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, “los jugadores de Boca, sobre todo el capitán, abandonaron a los de River. No los acompañaron”.

Una vez suspendido el partido, los futbolistas de Boca saludaron a la 12. Muchos se valieron de esa imagen para argumentar lo de la conducta antideportiva. Aunque se trata esencialmente de dos asuntos diferentes.

Rodolfo Arruabarrena: “Gustavo (Roberti, el preparador físico) llamó a Gallardo y no contestó. Orion habló con Ponzio. Nosotros actuamos, no hablamos”.

Archivado en: , , , , , ,
Clubes:
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión