442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
18/06/2019

Un éxito para Conmebol pero los estadios están vacíos

El mítico Maracaná albergó Paraguay-Qatar y mostró tribunas despobladas. //AFP

El alto costo de las entradas, el reciente Mundial de Rusia y la superposición de Copas América componen el cóctel que muestra las tribunas despobladas.

En el país del ‘jogo bonito’, la Copa América 2019 arrancó con tribunas despobladas y ni siquiera la Canarinha logró colmar el estadio. Precios altos para un público en crisis, la acumulación de ediciones del torneo continental y un Mundial de Rusia 2018 que vació billeteras, atentan contra el evento.

El elevado precio de las entradas, con una media de 125 dólares por ticket, la mitad del salario mínimo en Brasil, salta como principal barrera entre los partidos y la gente, en una región donde la cotización del dólar está por las nubes.

“Los organizadores deberían haber sido más flexibles en mirar cómo iba la demanda y cambiar rápidamente el precio, porque más importante que tener una receta alta es tener un evento con mucho compromiso y eso es lo que no está sucediendo”, dijo a la AFP Erich Beting, consultor de marketing deportivo y fundador del portal Máquina do Esporte.

Beting resaltó las altas recaudaciones que está produciendo el torneo, en especial en el duelo inaugural que terminó con goleada 3-0 del anfitrión ante Bolivia, pese a dejar miles de lugars vacíos. Pero considera que hubo una “falla de planificación” al colocar entradas a tan altos costos.

En los primeros cinco partidos de la Copa la asistencia promedio fue de 25.800 personas, en estadios con capacidad de entre 49.000 y 78.000 aficionados.

Ni el duelo más prometedor de la primera llave, entre Argentina y Colombia en Salvador, permitió celebrar entradas agotadas, sumando 35.572 espectadores. Y la derrota 2-0 de Lionel Messi y compañía ante los cafeteros deprime a la hinchada foránea que prometía mayor afluencia en este torneo.

Lluvia de Copas. Para el público internacional la economía también es factor de preocupación y a eso se suma la continuidad que ha tenido el torneo en los últimos años, según Carolina Jaramillo, experta en marketing deportivo y fundadora de la red social de fútbol “P4B, pasión por el balón”.

Antes la Copa América era un evento extraordinario que la gente vivía como una novedad, como un Mundial pero en Sudamérica. Ahora tenemos Copa este año, el próximo otra en Argentina-Colombia, tuvimos Mundial en 2018, entonces ya no es la gran novedad“, señaló la experta en marketing.

A un año de otra Copa América muchos hinchas latinoamericanos pueden pensar: ¿por qué moverse a Brasil si en 12 meses tengo una Copa a pocos kilómetros de casa? Así puede pensar un ecuatoriano o un chileno, agregó Jaramillo.

Beting asegura que el problema fue un calendario de Conmebol que no dio respiro a los fanáticos locales, cerrando el Brasileirao horas antes del arranque del torneo de selecciones más antiguo del mundo.

“Fue una falla de planificación del calendario del fútbol brasileño. Esto fue muy malo, obstaculizó demasiado la comunicación del evento, porque no le quedaba tiempo”, acotó.

El presidente de la Conmebol, Alejandro Domìnguez, admitió que “preocupa” la baja asistencia que tuvo el duelo Venezuela-Perú, por el Grupo A, que llevó 13.370 personas al estadio Arena do Gremio, en Porto Alegre.

Sin embargo, Domínguez destacó que “hasta ahora (el balance) es muy positivo” y apostó a que seguirá mejorando pese a que antes del arranque perdió a una de sus principales figuras, el brasileño Neymar.

Sumar incentivos a los goles. En una región donde el fútbol es una religión, se espera que la concurrencia en los estadios se multiplique cuando se acerque la definición de la primera fase y en las instancias de duelos de eliminación directa.

Para Beting las altas audiencias televisivas dejan claro “que el público quiere acompañar el evento. Mi preocupación sigue siendo si la organización va a reducir el valor de las entradas”, facilitando disfrutar en vivo de estrellas como Messi, los uruguayos Luis Suárez y Edinson Cavani, el colombiano James Rodríguez y los ídolos de Brasil.

Jaramillo va más allá y pide a Conmebol mayor compromiso con el espectáculo, sumar atractivos al público internacional para que arme su viaje rumbo a la Copa. Eventos anexos a los partidos, como promociones con estrellas del pasado, FanFests atractivos tan utilizados en las competiciones europeas y en mundiales de hombres y mujeres, podrían animar la fiesta.

Buenos resultados del equipo de Tite, que comenzó con goleada 3-0 ante Bolivia, y la resurrección de Argentina podrían despertar a las multitudes y despejar dudas. Hay tiempo hasta el 7 de julio, la Copa recién inició.

Fuente: AFP

IP

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Opinión