442

El sitio de deportes de Perfil.com

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

Estadísticas
 
08/09/2019

Gimnasia: Maradona fue presentado en el Bosque

Maradona volvió al fútbol argentino y lo recibió Gimnasia. // FotoBaires.

El flamante entrenador del Lobo compartió la conferencia de prensa junto al presidente del club. Confesó que casi le explota el corazón cuando entró a la cancha.

Diego Armando Maradona comparó hoy el recibimiento de los hinchas de Gimnasia y Esgrima de La Plata con el nacimiento de sus hijas e hijos y reveló que se le «iba a reventar el corazón» cuando pisó el césped del estadio «Juan Carmelo Zerillo».

«Viví muchas cosas hermosas, el nacimiento de mis hijas, de mis hijos, pero el corazón creía que se me iba a reventar cuando salí a la cancha», afirmó en el inicio de la conferencia de prensa donde se dio la presentación oficial.

«Ahí me frenó alguien de arriba, no quiero ser un llorón, pero hoy me sentí en el cielo, vine a visitar a mi mamá otra vez, en la cancha estaba hablando con ella», agregó, al recordar a Doña Tota.

Y, sobre lo deportivo, insistió como dijo en la cancha del Lobo que no es un «mago» que sacará de la lucha por la permanencia en la Superliga de un día para otro al equipo.

«Yo no prometo nada porque no soy mago, sino con el recibimiento de hoy sería suficiente», indicó.

Lee también: Un Dios para provocar un milagro

El flamante entrenador del Lobo aseguró que «sería maravilloso jugar en el Bosque siempre», y si bien la situación de Gimnasia no es la ideal, porque está último en la tabla de posiciones y en la de los promedios, Maradona agregó que no le teme a nadie.

«No le temo a nada, mientras sea fútbol jugado en cancha, pero si es jugado en federaciones, el presi (por Pellegrino) tendrá que ponerse duro», afirmó, incluso confesó que lo fueron a tentar «equipos de más de arriba de la tabla».

Maradona también se refirió al tiempo que estuvo sin dirigir en el fútbol argentino, pese a que sí lo hizo en Arabia y México, por ejemplo, y señaló que él «no estaba en la carpeta de nadie».

«Hubo dirigentes que me dijeron que me fueron a buscar luego del Mundial (Sudáfrica 2010), pero cuando iban a hacer las cosas me tachaban. Pero como eso es ya pasado y ahora tenemos que trabajar, laburar y no nos queda otra. Yo necesitaba uno de los últimos años míos, en mi país, y después veo que hago. Porque con Gimnasia en primera, no sé si el presidente me va a renovar», cerró Maradona entre risas.

Lee también: La Plata, una ciudad que encontró a su Dios

El ex capitán de la Selección Argentina reconoció que tenía ganas «de dirigir en mi país», pero nunca pensó que podía hacerlo en Gimnasia y Esgrima.

«Pensaba en volver a dirigir, pero no pensaba en un lugar como este. Fue increíble. No creo que haya sido para tanto lo mío, pero la gente estaba embalada y no la podía frenar. Siempre trabajo, cuando estuve mal, me ayudó mucho gente, otra gente se ha borrado. No soy de mármol, soy de carne y hueso», sostuvo.

Al comparar a Gimnasia con un boxeador de fútbol, Maradona recordó a Gustavo Ballas, el excampeón del mundo de los supermoscas, pero también destacó la figura de Carlos Monzón y de Ubaldo Uby Sacco.

CV y agencia NA

Archivado en: , , , , , , , , , , , , ,
Clubes:
Aparecen en este artículo:

 

 

Opinión