martes 21 de mayo del 2024
Fútbol Femenino

Lanús descendió y una jugadora apuntó contra la dirigencia: "Para ellos el femenino era un gasto y nos abandonaron"

Una de las referentes del "Granate", Eliana Ceballos fue letal contra los dirigentes del club por no acompañar a la disciplina y reveló que amenazaban a las jugadoras de inferiores y reserva si se sumaban a los reclamos de las futbolistas mayores.

442

Tras una mala campaña en el 2023, Lanús descendió a la Primera B, sin embargo, los malos resultados deportivos se deben, en parte, a las precarias condiciones laborales en las que las futbolistas tenían que desarrollar la actividad. 

En este sentido, Eliana Ceballos, una de las referentes del equipo, detalló el desinterés por parte de la dirigencia de Lanús para con la disciplina. La santafesina firmó con el club en 2022 hasta diciembre de 2023. Si bien no figuraba en el contrato, el club le aseguró un departamento para vivir junto a tres de sus compañeras, con la inclusión del desayuno y la merienda. 

Sin embargo, una vez instalada en la vivienda, observó que las condiciones no eran las adecuadas. “No teníamos lavarropas ni cocina, solo un anafe”, reveló en una entrevista con Nota al pie, y apuntó directamente contra el dirigente a cargo de la actividad: “Felice (Javier) nos garantizó que cuando volvieramos del receso en enero el departamento que nos había cedido el club iba a estar en las condiciones prometidas”. 

Lo cierto es que al retomar los entrenamientos en pleno verano notaron que todo seguía igual. “Quería meter más gente dentro del departamento, todas amontonadas. Ahí fue cuando empezamos a poner el grito en el cielo”, contó. 

Cabe destacar que el plantel Lanús estuvo conformado por algunas jugadoras experimentadas, y varias jóvenes provenientes de la Reserva: “Como referentes siempre quisimos apartar del conflicto a las nenas, porque estaban ahí para completar y lógicamente no iban a chocar”, explicó Ceballos

Y luego, agregó: “Cuando había algún partido de las inferiores, Felice se encargaba de ir a Alsina y les hablaba una por una para que no se juntaran con las referentes. Las amenazaba diciéndoles que si no hacían lo que les pedía, no iban a jugar más ni subir a Primera División”. 

Por último, Eliana sentenció: “No hace falta estar dos años en un club para conocer a las personas y las intenciones que tienen. Si hubiese querido podría haberlos llevado a juicio, pero atravesaba problemas personales y una operación familiar”. 

BP

En esta Nota